Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 27
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL PARADO SEIS MILLONES

     Los nuevos emigrantes. Esos que todos conocemos. Son nuestros hijos, los que se tienen que ir, después de haberse dejado la piel en formarse; a esa generación mucho más preparada que la mía, que no le queda más remedio que irse, dejar su casa, su familia para buscar un futuro, al menos eso: un futuro. Es un drama, díganmelo a mi. Algunos encontrarán su oportunidad y otros trabajarán en empleos que no se corresponden con su carrera, con su vocación, simplemente para sobrevivir. Para unos padres el que sus hijos se tengan que ir fuera a buscarse la vida, como en los años en los que ellos eran niños, era algo impredecible, es algo impensable. Todas las generaciones han vivido mejor que la anterior, menos esta. Esta generación de jóvenes, que ya están sintiendo que aquel bienestar del que disfrutaron sus padres y hasta sus abuelos, se queda en un sueño, mientras ellos vagan por el mundo buscando su quimera, trabajar en aquello que escogieron…soñar con   ser el mejor en lo suyo.

    Pero al fin y al cabo y a pesar de nuestra pena, de los que sentimos el desgarro de los que se van, la verdadera tragedia es para otra franja de edad. Es para aquellos de  más de 45 años, que se han quedado de repente, después de toda una vida trabajando en la misma empresa, en la calle. Y ahí no hay quimeras, ni futuro, ni nada. Ni posibilidad de emigrar. Muchos de ellos con hijos a su cargo, con suerte con dos años de paro y al que por cierto no tienes derecho si tu mujer trabaja y tienes más de 55 años, algo que realmente es totalmente desolador. ¿Que se puede hacer con 50 años, con hijos a tu cargo, y un sueldo de tu mujer que a veces no llega ni para pagar la hipoteca? O aún peor, si tampoco tu mujer tiene trabajo? ¿ Que les espera después del paro? Es ahí donde está el verdadero drama, del que debemos ser  plenamente conscientes. Porque no hacemos más que hablar de los jóvenes, pero ellos tienen, al fin y al cabo, la fuerza para luchar y toda una vida por delante. Pueden tener la ayuda de sus padres…pero ¿ que pasa con los otros? Ellos, se sienten mayores, fracasados, sin fuerzas ni esperanzas para sacar adelante esa familia que formaron con esfuerzo y que ahora se encuentra en total desamparo. Necesitan  de nuestra ayuda, de nuestra lucha para que consigan al menos un retiro digno, algo que les devuelva la fe en este sistema corrupto al que han subvencionado con sus impuestos durante toda una vida, para que ahora se queden sin nada. La depresión es la única salida, la única puerta que se les abre. Y esta injusticia debe, debería afectarnos a todos. Debemos gritar fuerte y alto, que ellos ya han cumplido, que han entregado su vida a papá estado y que este les ha abandonado. Por eso mi grito de indignación va hoy por ellos, por todos ellos. Para que se les de lo que se merecen, si no un trabajo, al menos un salario social que les haga tener una mínima dignidad; para que se legisle de forma que aquellos banqueros, políticos, etc, que se enriquecieron a costa de los demás, con corruptelas, cohechos y demás lindezas, no solo den con sus huesos en la cárcel sino que paguen con su patrimonio, que sé que solo con el de uno de ellos, de esos sinvergüenzas, bastaría para ayudar toda su vida a muchas familias. Por eso hoy mi desesperación tiene que ver con ellos, con los parados que ya no son jóvenes. Y es que el parado seis millones, tiene su cara…la cara de un hombre de 57 años, los que yo tengo…

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook