Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 17
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    GOTAS DE MALDAD

     No me resulta extraño que la gente no sospechara en absoluto del cocinero asesino. Ni tampoco de que los primeros exámenes arrojen resultados de que no existen trastornos mentales. La psicopatía no es un trastorno mental, es una forma de ser, un tipo de personalidad que abunda en nuestra sociedad. Hasta un 2% de la población y la mayoría de ellos no serán descubiertos y nunca entrarán en prisión. Pero los tenemos entre nosotros. Evidentemente me faltan datos para calificar de psicópata al ayudante de cocina, pero el perfil se asemeja mucho. Suelen ser personas aparentemente encantadoras, y desde luego sin ningún síntoma de tener alteraciones mentales. Se llevan bien con los demás, tienen una vida normal, pero en realidad solo persiguen conseguir sus objetivos, sus fines, sean de venganza, como puede ser este caso, o de lograr cualquier otra meta, sea personal o material. Urden con total frialdad los planes para realizar esos actos que pueden ser delictivos y nunca muestran arrepentimiento, ni son capaces de ponerse en el lugar de los otros. Todo está justificado y no tienen la más mínima empatía. Son locuaces,  mentirosos compulsivos, de tal forma que siempre se salen con la suya y no es fácil detectarlos.  Estafan, engañan, pueden parecer maridos ejemplares, de esos que cuando comienzan una relación de pareja, son total y absolutamente seductores, te creerás que has encontrado a tu príncipe azul. Pero ese príncipe se vuelve monstruo, cuando ha conseguido su objetivo: que seas solo suya, conquistarte, quedarse con tus cosas, con tu vida, aislarte de todo y de todos, acabar siendo el único centro de tu universo.  Entre los maltratadores existen muchos psicópatas, que cuando entran en casa, cambian de cara y muestran esa frialdad que suele caracterizarlos, pero que se creen, eso siempre, mucho más que los demás. Son egocéntricos y fríos. Son incapaces de amar. Echan gotitas poco a poco,  en tu vida, que hacen que no puedas soportar una mañana más junto a él, pero que te engañe otra vez con falsas promesas, con sentimientos que son incapaces de tener; gotitas de maldad  al trabajador al que acosan constantemente, hasta que se hunde y acaba yéndose de la empresa, porque ha manipulado todo su trabajo;  gotas de desamor a sus hijos a los que maltrata para pedirles perdón con lágrimas al día siguiente… y así van envenenando tu vida, hasta conseguir muchas veces destruirla inexorablemente. Esos no llegan nunca a la cárcel. Esos están junto a ti, y los conoces.

    Luego están esos otros. Los psicópatas de las películas, los maridos  que cuando pasan al acto,  queman a sus hijos para castigar a su mujer, los adolescentes  que matan a sus padres con una Katana, o violan y matan a unos disminuida, y le prenden fuego, siempre con el mínimo remordimiento o  que asesinan por un juego de rol. Para ellos el sufrimiento de los demás no existe. Solo su propio placer. A estos los detenemos y los apartamos de la sociedad que por otra parte es la que los va fabricando según los expertos, cada vez en mayor número, aunque también exista cierta base biológica… pero ¿y los otros?… en España  se sabe que hay un millón de psicópatas , según los porcentajes estimados. Pero la justicia solo ha condenado a unos 10.000. ¿ Donde están los 990000 restantes?. Entre nosotros. No lo olvide.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook