Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 18
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    IM-PUTADA

     Ya era hora. Lo estaba esperando desde el primer minuto, desde el primer segundo. Está claro que a diferencia de su hermana, la infanta Cristina  parece una mujer preparada. Por otra parte una mujer florero, tampoco parece. No es indudablemente una “fashion víctim” que lucir en las fiestas del otrora deportista y ahora multimillonario exduque de Palma. Por lo tanto,  ningún españolito con un mínimo de sentido común, se puede creer que ella estuviera totalmente al margen de los fraudes, robos y demás corruptelas de su amado esposo. Porque otra cosa no, pero enamorados, ya ven, a mí me parece que sí están, porque hay que estarlo para perdonar, la pública humillación de citarse por mail con su amante para decirle toda clase de lindezas, y ella seguir a su lado como si nada. Eso o son la típica familia, que también las hay y yo veo muchas por desgracia, que siguen juntos por conveniencia, dinero, hijos, etc, etc, cosa que me parece casi tan inmoral como robar. A lo que iba. Pues eso, pretendían que creyéramos que ella estaba totalmente al margen de Nóos, que creía que el dinero les caía de los árboles como decía mi padre y que  pagaba con la tarjeta de Aizoon, desde la reforma de Pedralbes hasta las comidas, viajes, vinos y demás sin saber lo que estaba haciendo. Vamos que desconocía que al igual que todos los españolitos, a los que se les hace una inspección a fondo porque se hayan equivocado en un  coma, tenía que tributar como todo el mundo. Que no tenía ni idea de porqué y repentinamente se habían tenido que ir de España, porque su padre (al que evidentemente no se puede imputar) ya veía venir lo que efectivamente vino. Que es que hay que ser lerdo para hacer las cosas tan requetemal, que es lo que pienso yo de todos estos corruptos. Que encima van y lo hacen, y exhiben casita en Barcelona y lo dejan todo por escrito y encima con gracias y bromas del duque em- palmado, que hay que tener poca clase para firmar con esa “gracia”. Algo va pero que muy mal, cuando Hacienda confunde el DNI de la infanta en la  venta de inmuebles, especialmente cuando el funcionario que lo confunde, tiene que ser muy pero que muy lerdo, para  escribir un DNI de dos dígitos (que es el que tienen los miembros de la familia real) con uno de un mortal corriente de tropecientos. En fin, todo esto es una auténtica vergüenza; su palacete de Pedralbes de casi 8 millones de euros, una vez restaurado, es una ofensa a todos los españoles, como lo es, que diga el rey, más ancho que largo, que la justicia es igual para todos. Porque nunca lo es... para nadie. Y no necesitas llegar a altas esferas. No es lo mismo para el que puede pagarse un abogado de alto copete que se codea con todos los jueces y toman copas juntos, que el que lleva uno de oficio que acaba de salir de la universidad. No es lo mismo cuando existe connivencia entre unos y otros, cuando tal abogado dice que es genial este juez, mientras otro lo pone verde, porque uno es amigo y el otro no. Porque en la justicia, abogacía, psicología y en absolutamente todos los estamentos de esta asquerosa sociedad, existe gente que  se compra y se vende. Miguel Roca, Miquel para los amigos, hará lo imposible por servir como buen súbdito a su amigo el Rey Juan Carlos y librar al menos a su hija, de la ignominia. El problema es que Miquel hará su trabajo, pero no podrá evitar el asco y las nauseas que todo esto, alargado 3 interminables años para intentar por todos los medios  evitar esta imputación, nos produce a todos los españoles de bien.  Así que aunque para algunos cortesanos  el que Doña Cristina sea  im- putada, sea eso, una pu....yo llevo muchos, muchos  meses retorciéndome de rabia y de indignación. Así que de verdad y no creo ser sospechosa de resentida ni nada semejante, estoy absolutamente encantada de que por fin, la lleven ante el juez, que es lo que se tendría que haber hecho desde el principio como lo habrían hecho con cada uno de nosotros. Juez Castro, a sus pies.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook