Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL

ISABEL

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 09
    Febrero
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Gijón Nieve travesía de la vida

    LA TRAVESÍA

    Ya tocaba. El invierno ha llegado, el frío que nos paraliza, la sensación de que se nos hiela hasta el alma. Hay días, momentos en los que ese hielo también nos llega al corazón. Y es entonces cuando tienes que seguir caminando para no morir congelada. Debes seguir luchando contra el viento helado, contra la nieve, contra todo eso que hace que tu camino sea cada vez más difícil. Y puede haber momentos, ustedes lo saben, en los que piensas que el cansancio no te deja dar un solo paso más, que la carga esa que también llevas a la espalda es demasiada para continuar bajo la nieve y no morir congelada. Sé lo que hay que hacer, debemos desprendernos de aquello que nos dificulta el seguir nuestro camino. Tirar lastre: miedos, inseguridades, indecisión, culpa, ansiedad... Y continuar hacia la meta para la que hemos emprendido la marcha, nuestra meta, esa que te has trazado desde que naciste. Para cada uno esa meta es distinta. Para algunos es triunfar en la vida, ser más que los demás, mirarlos por encima del hombro, subir a la cumbre no para poner la bandera de tu patria (¡qué palabra más complicada en estos tiempos!), esa enseña que es de todos y para todos,  sino para ver a los demás diminutos; para otros es seguir el camino sin enfrentarse a nada, piensan que morirán a la primera nevada, que se les va a caer un alud encima y que nadie se acordará de ellos, que morirán sin haber vivido; para otros la meta es conseguir la paz en el trayecto, ir poco a poco dejando las huellas en la nieve para que los que te aman las sigan y no se pierdan, es mirar siempre para atrás porque sabes que ellos te seguirán o al menos eso esperas, y quieres que lleguen a esa meta en la que te encuentras en la cima, con un día soleado, viendo un paisaje maravilloso al que has llegado con mucha paciencia,  con mucho esfuerzo, sabiendo que debes ayudar a todos los que emprenden tu ruta, porque ellos han sido siempre tus enganches para conseguir llegar arriba. Por eso te aseguras de que estén bien afianzados, bien sujetos con los valores que les has inculcado, que sean firmes, que puedan sostener el peso de la vida, que nunca se tambaleen, que nunca sufran por el miedo a caer en el vacío. Los has  entrenado para esto, has dejado parte de tu vida en ese entrenamiento, o más bien lo has dejado todo. Por eso hoy miras al cielo rogando a Dios que te envíe a ti la tormenta, porque sabes que caerás y te levantarás mil veces y que  les deje a ellos el camino despejado... Para que cuando lleguen, y aunque tú ya no estés porque tu tiempo se ha acabado, sepan que tú y tu compañero de vida les habéis acompañado y les acompañaréis siempre en la travesía.

      DEJANDO HUELLAS...

     

    LA TRAVESÍA

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook