Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 09
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Vale, otro accidente

     No estoy para sustos, ni para estrés, que ya es de verdad “escien”. Así que aunque insisto, de verdad soy rojiblanca de sangre y corazón, aunque no practique ( o sea que no voy al estadio, más que nada porque una ya está mayor, y vientos, fríos y demás como que no)casi, casi me alegro del resultado de las Palmas. Porque oigan, no estoy pa sufrir más,  de verdad. Ya, ya sé que tenemos posibilidades, como no lo voy a saber, pero dado que no voy a estar en Gijón, pues no voy a poder ni verlo, ni oírlo, ni sentirlo que es lo peor. Es decir no me enteraré hasta que sepa si subimos o no, con wasap y conversaciones, pero oiga, no es lo mismo, se sufre mucho menos, e insisto no estoy yo para nada de nada.  Me queda el  domingo vale, me cuentan, sigo el Marca...que pasamos... nos queda el miércoles...ufff, y luego ya la final el domingo, que si Dios quisiera que subiéramos no estaré para celebrarlo, pero prometo bañarme en la primera fuente que encuentre, mientras aquí ordenaré al hijo futbolero que haga lo mismo en Begoña. Aún recuerdo la subida a primera con mi adorado Preciado aquel 15 de junio de 2008, en el que por cierto, el padre de mi hijo me narraba el partido, porque yo estaba en la terraza dando vueltas sin poder contener los nervios;  recuerdo no querer verlo y  cuando acabó el partido, mi salto hizo que mi rodilla operada se resintiera todo el verano. Está claro que celebrar los triunfos futboleros me trae mal fario, que como saben, la Champion me costó 7 puntos, que ahora tengo que cuidar como oro en paño para que no me quede marca...aysssssss...Pero me pierdo la alegría de aquel día, que recuerdo como si fuera hoy, todo Gijón en la calle, el autobús con él y los jugadores, yo vestida de rojiblanca, y vamos ni rodilla ni nada, celebrando con mis amigos y con toda la mareona, el triunfo, no de unos jugadores y su maravilloso entrenador, sino de toda una ciudad, nuestra ciudad. Ojalá se cumplan nuestros sueños, y volvamos a donde debemos estar.

    Eso sí, me toca el mundial, que me pongo mala de verdad, me llevo la camiseta de España y a sufrir otro poco, porque esos sí que los veré. El primero de viaje, nos lo perdemos, pero espero, por Dios, que los fulminemos. Luego me tocan dos fuera y de verdad que es que no puedo. Me pongo malísima, porque como ya habrán observado soy de natural nerviosa e hiperactiva y claro eso de estar esperando y que no entre en la escuadra no va conmigo. Me sube la tensión, pero de alguna forma, esperando ganar, es una alegría que no me quita nadie, porque recuerdo también como ayer, nuestra copa del mundo. En Gijón, en un bar, todos los amigos. Cuando acaba, yo subida en una silla hice el salto del tigre, pero tenía aquí los brazos del padre de mis hijos que me recogieron afortunadamente. Es más, seré tonta, si sube el sporting y ganamos el mundial, oiga, que un pequeño accidente hasta lo paso, algo ligerito, pero merecerá la pena. Son de esas pequeñas alegrías que a una le quedan, aunque sea frívolo y poco intelectual. ¡¡ aupa esporting, a por todas España!! El mundo, ese hecho una verdadera porquería, por unos segundos puede ser de Gijón y de España... para las tristezas y las crisis, siempre hay tiempo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook