Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 07
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    YO SOY DE LOS REYES MAGOS

      

    Que éramos diferentes ya lo sabía. Que mucha nación joven, mucha democracia de toda la vida de Dios, pero hay que ver que vergüenza. Y especialmente tratándose de niños. No sé si conocen el sucedido. Se lo cuento por si alguien no se ha enterado. Un profesor de secundaria le dice a un niño negro vestido  de Santa Claus: ¿ que es lo que haces vestido de Santa, siendo negro? . Palabras xenófobas donde las haya, con lo que no solo se montó un escándalo en el centro escolar y en la ciudad de Nuevo Méjico, sino que se ha abierto un debate en EEUU, para saber  qué motivo hay para que Santa Claus no sea un hombre de color, de color negro quiero decir. Y se quedan tan anchos, porque las cosas hay que hacerlas bien o no hacerlas. Y para eso, ellos son únicos.

    Nosotros en cambio somos mucho más progresistas  y todo oiga por seguir la tradición, que parece una paradoja pero no lo es. Nosotros tenemos de todo. Y bien orgullosos que nos sentimos. Porque tenemos representación multirracial en nuestros maravillosos Reyes Magos, por lo que cualquier niño se puede disfrazar de lo que sea, sin que sea ofendido por nadie. Caucásico, asiático y africano... ¡¡¡ toma ya!!! Y además son tres y vienen acompañados de un séquito que te mueres; llenos de riquezas para repartir a diestro y siniestro y en camellos, nada de volando por el cielo en un trineo de renos, que no se lo cree nadie. ¿Pero quien ha visto a un reno volar?  encima guiados por uno que  tiene la nariz roja y alumbra el camino,  que menuda cutrez, comparada con la estrella que guía a nuestras majestades. Encima el Papá Noel, blanco eso sí, se mete por la chimenea, que primero, ya me dirán que pasa cuando no hay chimenea, y segundo, no cabe, que lo sé yo, que está pero que muy obeso, lo que no es un buen ejemplo para los niño; tiene la nariz  y las mejillas rojas tipo mapa riojano , y viniendo del Polo Norte más bien parece que se ha calentado con algo más que chocolate caliente... ¿y su mujer? ¿Donde está? ¿Por qué no aparece? Me parece de un machismo total el que sea él quien figure, cuando seguro que es ella quien curra mucho más que él, con todos los elfos que tienen esclavizados. Y ¿el traje? : pues el colmo del consumismo es que esté patrocinado por Cocacola, porque en su origen todos sabemos que era verde. Vamos que no dan puntada sin hilo. O sea nada,  pero que nada que ver con nuestros tres magos ( mejor magos que reyes que  ahora que lo pienso,  anda la cosa muy revuelta) que tienen un porte que te mueres... con  sus armiños, sus terciopelos, sus rasos, sus joyas...hablando varios idiomas y no el ridículo oh, oh, oh, de Papá Noel.

     En fin, como ven es que no hay comparación posible. Y encima, nos obsequian con fiestukis, porque hay que ver las cabalgatas lo que molan. Sólo por ver a los niños, que indefectiblemente me hacen llorar (cosa por otra parte harto fácil últimamente ) y poder yo misma desgañitarme llamando a mi rey ( siempre Baltasar)  ya merece la pena que existan. Yo es que si no voy a la cabalgata y grito a mis 57 tacos, difícilmente puedo disfrutar de la víspera de los regalos, porque Santa no pasea y si quiero vivir el espíritu navideño no me quedaría otra que irme al Corte Inglés a hacerme la foto sentada en sus rodillas... ¡y eso sí que no! . Y además, lo cual es una gran ventaja, nos alarga pero mucho, la Navidad, que siempre es bueno. Nos hace esperar casi 15 días desde que nace el niño, hasta que colocamos los zapatos para que nos dejen lo que buenamente puedan traernos y para más inri, sabemos que al día siguiente, justo, justo, empiezan las rebajas. Así que no me digan.  Ser de los Reyes Magos es hoy en día absolutamente cool y solidario, no como esos racistas americanos. Así que lo sepan, yo toda la vida de Dios, seré de los Reyes Magos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook