Blog 
UnA ManCha Más Al TigrE...
RSS - Blog de Raquel López Murias

El autor

Blog UnA ManCha Más Al TigrE... - Raquel López Murias

Raquel López Murias

Asturchale sin ganas de independizarme sino de volver a casa.

Sobre este blog de Deportes

Con más de treinta años la vida se ve de forma diferente. Parecía que no llegaban nunca pero al final en los veinte tampoco pintaba nada. Cosas que me pasan, lo que siento, lo que sufro, lo que me hace reír y mil y una anécdotas de una asturiana rural expatriada que sufre a gritos el bajonazo de la ...


Archivo

  • 08
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Adiós, Saritísima

     Hoy se ha muerto Sara Montiel y todo se acabó. Los humanos somos ridículos, y nos empecinamos en decir que nadie se muere hasta que se deja de hablar de él, que ahora nace el mito, la leyenda...Tonterías. Morirse es una putada, y por eso nadie quiere hacerlo. La gente se muere y deja de estar en su sitio en la mesa, la ropa queda en los armarios dando golpes de dolor a los que se quedan, y si hay vida más allá, pues es eso, más allá, pero aquí nos quedamos sin esa persona. 

    Sara Montiel fue la mujer más sensual que parió España, la primera actriz española que pisó y trabajo en Hollywood y uno de los personajes con más carisma, vitalidad y retranca del panorama televisivo. Una grande. Ella vivía la vida como saboreaba el puro; con un placer genial, sensual. Yo no soy más que una de esas que la conoció  tarde, pero de las que hoy también han sentido su marcha. Cuando te mueres la vida deja de ser maravillosa, por eso tampoco acepto cuando me dicen que no tengo que tener miedo al avión. "Tranquila, ¿no ves que si te pasa algo te mueres seguro", dice la gente. Pero es que resulta que yo tampoco quiero morirme, y Sara tampoco quería. En su último cumpleaños, el pasado 10 de marzo cuando celebró los 85, Saritísima dijo que pedia cumplir los 86, 87, 88, 89.... pero no pudo ser. La vida cuando deja de ser ese placer genial y sensual ya no vale nada, y ahora es menos genial sin ella. Hasta siempre, Saritísima!!!

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook