Blog 
UnA ManCha Más Al TigrE...
RSS - Blog de Raquel López Murias

El autor

Blog UnA ManCha Más Al TigrE... - Raquel López Murias

Raquel López Murias

Asturchale sin ganas de independizarme sino de volver a casa.

Sobre este blog de Deportes

Con más de treinta años la vida se ve de forma diferente. Parecía que no llegaban nunca pero al final en los veinte tampoco pintaba nada. Cosas que me pasan, lo que siento, lo que sufro, lo que me hace reír y mil y una anécdotas de una asturiana rural expatriada que sufre a gritos el bajonazo de la ...


Archivo

  • 07
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    En Olmedo están como oveyas

     

    Un ganadero de Olmedo ha decidido desestacionalizar el ciclo amatorio de las ovejas. Desestacionalizar, sí, sí, lo mismo que intentan los empresarios turísticos hacer con el sector en Asturias. Este señor vallisoletano se ha empeñado en que sus ovejas se preñen de cara al verano, y no en otoño, tal y como venían haciendo estos animales  desde que hace siglos y siglos. Más que la iniciativa me sorprende la ocurrencia, ¿cómo se le puede a uno llegar a ocurrir matar el tiempo en semejante cosas? El ganadero ha llenado su granja de fotos eróticas de carneros a tamaño más que real para ver si las ovejas se “ponen” antes de tiempo, ha colocado un hilo musical donde suena por lo bajo el “Nothing gonna change my love for you”, de Gle Medeiros, y encima, cada mes cambia los sementales porque dice que las ovejas se “aburren” de ver siempre lo mismo. Espero que estos experimentos no lleguen a aplicarse nunca en el género humano, porque lo que nos faltaba es que nos matasen los romances de verano de la playa de Bañugues o del Carmín de la Pola y tengamos que acabar retozando en pleno mes de diciembre…. Entiendo que esta noticia pueda haber pasado desapercibida al común de los mortales, pero las que tenemos la suerte de llamarnos Raquel (que significa oveja) andamos medio mosqueadas con el de Olmedo que quiere cambiarnos las bases del sistema amatorio a base de experimentos….si es que el de Olmedo ¡está como una oveya! Las oveyas, como todos, lo que necesitan para enamorarse “ye química”…y ¡dejad que los carneros se acerquen a mí!

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook