Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 04
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.01.24)

     La alegría está en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha y no en la victoria misma

    Mahatma Ghandi

    http://www.youtube.com/watch?v=zDJ1qzuptd8

    Cuando van a ser las cinco y media de la mañana de este lunes cuatro de febrero doy inicio al Blog. Esta noche puedo decir que he dormido ligeramente mejor, aunque sigo sin dormir todo lo que debiera. Esta madrugada además me he despistado por completo cuando a eso de las tres me levanté a cambiar a Nadaya, y luego no sé si es que estaba medio dormido o qué, pero lo cierto es que me puse a desayunar. ¡A las tres de la mañana! Bueno, hambre la verdad es que tenía, así que no me vino mal, pero cuando estaba en ello y vi de repente la hora que era en el reloj de la cocina, no pude evitar reírme por semejante despiste. Así que nada, en cuanto acabe este post os garantizo que daré cuenta del segundo desayuno del día, que no último, porque a eso de las once y media, suelo tomarme casi siempre un buen pincho mientras leo los periódicos del día.

    Para quien no lo sepa, hoy se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer. Os invito a que echéis un ojo a la web de la Organización Mundial de la Salud, http://www.who.int/es/ y consultar así los datos que sobre el cáncer en ella aparecen. Me quedo con el primero de ellos: el cáncer en 2008 causó 7,6 millones de muertes (aproximadamente un 13% del total). No recuerdo dónde lo leí o escuche, pero sí que recuerdo bien otro dato escalofriante sobre el cáncer, y es el de que uno de cada tres españoles desarrollará un cáncer a lo largo de su vida. Uno de cada tres. Como digo a mis amigos, esto significa que gracias a mí, dos de ellos estadísticamente han librado.

    Y es que aunque el tema sea lo suficientemente grave para no bromear con él, eso no quita para que intentemos siempre mantener el optimismo, por muy difícil que en ocasiones pueda resultarnos. Porque del mismo modo que la incidencia del cáncer en la población cada vez es mayor, no es menos cierto el que las tasas de curación también van creciendo constantemente en los últimos años, sobre todo en determinados tipos de cáncer. Siempre digo que la medicina avanza imparable y lo que hoy puede ser una enfermedad grave, casi incurable, mañana podría llegar a solventarse con una simple pastilla. Ese es un buen motivo para no darse nunca por vencido y seguir peleando cada día por el siguiente, pero sin olvidarnos nunca de disfrutar del día presente.

    Por lo que se refiere al fin de semana, éste transcurrió bastante tranquilo. No pudimos pasarnos por Quintes como hubiéramos deseado y sabéis que solemos hacer, pues tenemos por ahí a la familia con catarro, y aunque yo ya estoy prácticamente repuesto del mío –lo mismo que Nadaya-, precisamente por eso no era plan de correr el riesgo innecesario de pillarlo de nuevo. Esa misma precaución fue la que hizo que el sábado no fuera al Molinón al partido, sino que me quedé en casa calentito viéndolo. Y visto lo visto, ¡qué bien que hice en no ir! Si me preguntaran sobre los motivos por los que el Sporting está en la situación de deriva colectiva en la que ahora mismo se encuentra, diría que aparte de que la más que evidente falta de calidad necesaria en alguno de sus jugadores, hay un problema mucho mayor en el plano psicológico a nivel colectivo. Y es que cuando la cabeza te dice que no puedes y te convences de que es cierto, estás perdido. Y esto vale para el fútbol y para cualquier aspecto en la vida, como puede ser el tener que enfrentarte a una enfermedad. 

    Y ayer domingo después de casi no vernos desde Navidades, volvimos a reunirnos la pandilla para tomar el típico aperitivo dominguero. La excusa era el que tenían pendiente de darnos el regalo que habían comprado para Nadaya: uno de esos intercomunicadores –con cámara incluida- para que desde una habitación puedas ver lo que está sucediendo en otra, en este caso en la que duerme la pequeña. Me parece que todavía voy a dormir menos como me enganche al aparatito de marras. De todos modos el mejor regalo sin duda fue el volver a juntarnos y echarnos unas cuantas risas. Y por supuesto ver de paso a mi ahijada Águeda, que ya está hecha toda una señorita.

    Por cierto, que ayer más de uno seguro que se llevó una sorpresa al verme el careto en las páginas de La Nueva España. No os voy a negar que a mí y a mi familia nos hizo mucha ilusión el artículo en el que se hablaba un poco de mí, de mi enfermedad, del blog… El título, Cuando Escribir Da La Vida, me encantó porque creo que refleja el mensaje que siempre trato de transmitir, y es que cada uno tiene que buscar hacer lo que más le gusta para centrándose en ello, olvidarse en lo posible de su enfermedad y disfrutar de la vida. A mí ciertamente escribir me da la vida, lo mismo que escuchar música, pasear con mi mujer y nuestra pequeña, ver los partidos de mi equipo… bueno, en realidad esto último casi me la quita en lugar de dármela… En serio, que ya me entendéis por dónde voy. Deciros también que para esta mañana parece ser que con motivo del Día Mundial contra el Cáncer volveré de nuevo a tener un huequecito en el periódico, así que espero que no os canséis de tanto verme. 

    La semana que hoy inicia se presenta un tanto inestable en lo climatológico, pero confío en que en lo personal, sea tan tranquila como lo fue esta última. Hasta el viernes no tengo la próxima cita en el HUCA para la famosa infusión de linfocitos. Creo que con ésta son ya cuatro las que llevo. Hasta ahora no he tenido ningún problema con ellas en forma de rechazo, así que vamos a confiar en que siga siendo así.

    Bueno, nada más por hoy, que siendo lunes tendréis un montón de cosas con las que arrancar la semana. Tomároslo con calma, que una semana da para mucho si uno sabe organizarse… Si no, es que ni te enteras que pasa. Un fuerte abrazo… “y mañana más”.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook