Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 18
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.03.07)

     Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla

    (Confucio)

    http://www.youtube.com/watch?v=bw4pjP-jFIc

    A las diez de la mañana de este lunes dieciocho comienzo a escribir el Blog mientras de fondo suena el último single del veterano rockero Vasco Rossi –promoción del 52, que ya es decir-. Hace falta un poco de música animada para empezar animados la semana, aunque el sol que a estas horas puedo ver a través de la ventana, algo también ayuda. Sin embargo, no hay que fiarse, que sigue haciendo bastante frío, con un viento gélido de estos que te deja las orejas como témpanos a poco que te descuides.

    Esta mañana me he vuelto a levantar un poco tarde para lo que en mí es habitual. Llevo unos cuantos días un tanto remolón a la hora de saltar de la cama, y eso que sigo echándome más o menos siempre a la misma hora. Ayer un poco más tarde porque estuve viendo el desenlace del partido de tenis que disputaba Nadal frente al argentino Del Potro. Afortunadamente tras perder el primer set y ponérsele cuesta arriba el segundo, el mallorquín volvió a dar un ejemplo de lo que es no rendirte nunca, levantó el segundo set y se adjudicó también el tercero llevándose para casa el título. Que el que el nuevo Papa sea argentino no significa que ahora nuestros hermanos sudamericanos vayan a ganarlo todo. Aunque tengo que decir que me caen simpáticos los argentinos. Ya sabéis lo que decía de ellos el poeta mejicano Octavio Paz: los argentinos son italianos que hablan español y se creen franceses. Algo de razón sí que lleva, ¿no os parece?

    Aparte del tenis este fin de semana fue de lo más “deportivo”: el sábado el Sporting le endosó una manita al filial blaugrana y Ferrari logró un más que aceptable resultado en Australia para empezar la temporada de F1. Tampoco faltó el ciclismo del bueno, con la clásica Milán San Remo, que se fue para el alemán Ciolek.

    Del Sporting voy a empezar a creer que soy gafe, porque en las dos últimas ocasiones en las que he faltado al estadio no sólo ganó sus dos partidos, sino que marcó nueve goles sumando ambos encuentros. No sé si alegrarme entonces porque tampoco voy a poder ir al próximo partido dentro de quince días puesto que coincidirá con el bautizo de Nadaya, quien no podía ser menos que sus padres, que contrajeron matrimonio el mismo día y a la misma hora en la que el Sporting, en su temporada del ascenso, marcaba un gol y vencía así frente al Las Palmas.

    Sobre mi dichosa febrícula ahí sigue. Hay días que me encuentro algo mejor, pero otros en los que me roza los 37,5. Hoy probablemente sea de los segundos porque acabo de ponerme la inyección de Neupogen para las defensas y últimamente yo creo que me están revolviendo más de lo que solían hacerlo al principio. Ya os comenté en más de una ocasión que estas inyecciones lo que hacen es que la médula produzca y lance al torrente sanguíneo más defensas, teniendo como efecto secundario más habitual el que puedas sentir ciertos síntomas que se asemejan a los de una gripe: dolor de huesos, cansancio, fiebre… De momento sigo poniéndolas dos veces por semana. El viernes, aprovechando mi analítica y la posterior infusión de linfocitos, miraremos a ver qué tal está todo y decidiremos si he de seguir con ellas o si al menos podemos disminuirlas a una a la semana. Las inyecciones que sigo sin poner desde hace meses son las de EPO, y así seguiremos mientras mi nivel de hemoglobina siga estable –rondaba los trece puntos en la última analítica- y se mantenga así sin necesidad de ayudas externas.

    Bueno, voy a ver si ahora me pongo al día con los periódicos, y luego, aunque sea bien abrigadito, habrá que salir a dar un paseo a que me dé el aire. Que tengo además que bajar los kilos de más que habré cogido este fin de semana con tanto atracón de oricios. Os había dicho el sábado que iba a ir a “pescarlos” y cumplí mi palabra. ¿Qué os puedo decir?: ¡que estaban espectaculares! Claro que también ayuda el tener buena sidra, la mejor diría yo, para acompañarlos.

    Nada más por hoy. Tomaros con calma y sobre todo con ilusión esta semana, que ahora sí que tenemos ya a las puertas la esperada primavera. Un fuerte abrazo… “y mañana más…”

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook