Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 21
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.03.10)

    Son tus manos tan pequeñas como grande la fuerza que  sienten las mías  al abrigarlas

    (Schinonero)

    http://www.youtube.com/watch?v=6bCHduv8saw

    Son las nueve y media de este jueves veintiuno de marzo cuando comienzo a escribir el Blog. Según lo publicado por el Observatorio Astronómico Nacional la primavera este año comenzó ayer exactamente a las 12:02 hora oficial peninsular. Según los cálculos efectuados por el mismo organismo la estación tendrá una duración de 92 días y 18 horas terminando el próximo 21 de junio con el comienzo del verano. Así que aunque el tiempo no es que haya cambiado demasiado y seguimos con más frío que calor, ¡bienvenida sea la primavera!

    Y como la más hermosa primavera que se pueda imaginar, hace hoy cien días que Nadaya floreció a esta vida. Ahora es cuando vemos casi a diario los cambios que en ella se producen y cada día que pasa disfrutamos más si cabe de su compañía, a pesar de todos los desvelos que como buenos padres primerizos nos supone. 

    Como cada mañana, y hoy no iba a ser la excepción, antes de desayunar y tomarme mis medicinas, tengo mi tratamiento especial que consiste en tratar de arrancarle una sonrisita nada más que comienza a desperezarse. Y la verdad es que no es difícil lograrlo porque es raro que tras abrir sus ojitos buscando nuestra mirada, lo siguiente no sea dedicarnos una sonrisa que hace que sintamos que todavía no hemos despertado de nuestro sueño.

    Por lo que a mí respecta, estas últimas noches, salvando la excepción que os comenté en el último post, las estoy pasando bastante bien. Consigo dormir seis o siete horas despertando no tanto como antes solía hacerlo. Sigo por supuesto tomando mis pastillitas para dormir mejor, pero bueno, antes también las tomaba y apenas notaba su efecto. Así que en ese sentido vamos mejorando.

    Del mismo modo creo que voy mejorando también de la febrícula. Ayer prácticamente no superé los 37 en todo el día, así que pude pasarlo tomando sólo un paracetamol a la hora de la cena. Y en realidad, casi lo tomé más por aliviar un dolor profundo que me había surgido en las cervicales, supongo que en parte como siempre, por pasarme demasiado tiempo con el cuello en mala posición, sino es leyendo periódicos, jugueteando por Internet o escribiendo mis historias. Tengo que procurar practicar más los estiramientos que mi buen amigo Fisas, el mejor fisio de Gijón -¡vaya propaganda que te estoy haciendo!, ya te cobraré por ello-, siempre me dice que haga y que nunca hago. ¿Qué le voy a hacer? Soy incorregible. Cuando se pasa de los cuarenta, como el tronco torcido del árbol viejo –que más o menos es como tengo mi columna- es complicado enderezarlo. Sigo teniendo además en mi interminable lista de buenos propósitos el comenzar a realizar alguna tabla de ejercicios para tonificar mis músculos, que los percibo oxidados como el perno de una puerta de una casa abandonada.

    Ahora, que para oxidado James Bond en su última película que vimos anoche, Skyfall. Desde que Daniel Craig se hizo con el papel del más famoso espía de todos los tiempos, el personaje no ha hecho sino degenerar de modo que ha perdido todo el encanto que tenía en los tiempos de Roger Moore, y no digamos ya con Sean Connery. Pierce Brosman en ese sentido fue un término medio. Pero es que ver a todo un Bond hecho unos zorros, recibiendo más golpes y balazos que Mel Gibson en Arma Letal, hace que el personaje se despoje de ese halo de encantador de serpientes que sin apenas despeinarse, con su ingenio, era capaz de hacer posible lo imposible, y que los espectadores encima nos los creyéramos. En mi modesta opinión han convertido a James Bond en un espía más, como pueden ser los Bourne, Ethan Hunt en Misión Imposible o otros tantos.

    Bueno, que siempre me acabo enrollando más de lo debido. A lo que vamos: para mañana tengo como sabéis la infusión de linfocitos, así que veremos de paso qué tal está la analítica. Como hace algo más de dos semanas de la última tengo curiosidad por ver cómo han evolucionado las cifras. Para darles un empujoncito este mediodía he quedado para comer con algunos de mis antiguos compañeros de trabajo. Por otro lado, por lo que se refiere a la fecha para el PET/TAC sigo a la espera de que me llamen, pero supongo que con la Semana Santa a las puertas, es probable que la cita quede para inicios de Abril.

    Así que nada más por hoy. Disfrutad de este inicio de primavera, un fuerte abrazo… “y mañana más…”

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook