Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 22
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.03.11)

     La imaginación es un músculo que nunca debemos dejar de ejercitar

     (Schinonero)

    http://www.youtube.com/watch?v=m3a4OTh2Y8w

    Son las seis menos cuarto de este viernes veintidós de marzo cuando comienzo a escribir el Blog, después de haber dedicado esta tarde algo más de media hora a mis “ejercicios espirituales”. Ya sabéis a qué me refiero… Porque un viernes sin siesta, ¿qué clase de viernes sería? Sobre todo para los que lleváis toda una semana trabajando con la vista puesta en el fin de semana. Vaya por delante en este viernes previo al Domingo de Ramos, y por tanto, festividad de la Virgen de las Dolores, mi felicitación a todas las Dolores –la primera mi bendita madre-, Lolas, en incluso a algún amigo a los que los más allegados llamábamos con cariño –y seguimos haciéndolo- Lolo.

    Como propuesta musical, hoy no sé cómo ni por qué, pero me acordé de uno esos grupos que marcaron mi adolescencia. Entre tanto rock, allá por los ochenta, por supuesto había mucho pop, pero pop del bueno. Y de todos aquellos grupos que sonaban con fuerza, los Duran Duran eran uno de mis preferidos. Aquí os dejo la que es mi canción favorita, canción que además recuerdo que tarareaba en mi pobre inglés de entonces –ahora no es que sea mucho más rico-, ya que cosa rara en aquellos años, la letra venía escrita en una de las cubiertas interiores del disco.

    Por otra parte, ayer ya os había anticipado que tenía comida con unos buenos amigos, así que aunque no lo toméis como costumbre –no vaya luego nadie a decir que vivo como un rey-, aquí os dejo la prueba en forma de fotografía con dos de ellos, en la que se me ve creo que bien, aunque tratara de ocultarme tras un jersey de camuflaje. El que sean sólo chicos los que salen conmigo en la foto es por aquello de no despertar los celos en mi mujer, porque por supuesto en la mesa había el debido componente femenino… No hace falta que diga a los que nos conocéis que estoy bromeando, porque si alguno de los dos es celoso, sabéis de sobra quién es. Supongo que como me suelen decir, son los genes italianos.  

    Yendo a lo sustancial del blog, esta mañana tenía como sabéis la infusión de linfocitos. Todo ha ido como era de esperar sin ninguna incidencia reseñable y además poco después de las once, ya estaba saliendo del hospital, así que ¡qué más se puede pedir! De las cifras comentaros que sigo bastante estable, pero con una mejoría en las plaquetas que he recibido con suma satisfacción. Por fin he superado las cincuenta mil plaquetas –la normalidad está como sabéis por encima de las cien mil aproximadamente-, así que aunque sea muy poco a poco, parece que van progresando. Yo como siempre digo, con que no me bajen me doy por contento. En cuanto a las defensas, no estaban tampoco del todo mal y eso que la última inyección me la había puesto el lunes. Por este motivo, vamos a volver a espaciarlas un poco de modo que las pondré cada cinco días en lugar de dos veces a la semana como venía haciendo hasta ahora. Con lo que seguiré igual es con la dosis de corticoides. De momento y hasta que no haga el PET/TAC y no veamos cómo está el tema, mejor no correr riesgos innecesarios. Tampoco es una dosis significativa y si me sirve para pasar mejor las decimillas de febrícula, sería una tontería bajar la dosis ahora.

    Sobre la infusión de linfocitos no sé si os comenté en alguna ocasión precedente, que el único efecto secundario por así decirlo que siento es el que produce el conservante que se utiliza para la congelación a la que se someten los linfocitos cuando son extraídos del donante. Este conservante hace que cuando te están administrando la infusión notes en tu boca un sabor extraño acompañado de una picazón y que percibas un intenso olor que muchos identifican al que emanan los berberechos. Curioso, ¿verdad? Lo del sabor en la boca apenas es duradero –algo más la picazón-, pero lo del olor sí que te acompaña más tiempo. Recuerdo que cuando me realizaron los trasplantes de médula, tanto el autólogo como el alogénico, ese olor nos acompañó en la habitación durante casi dos días.  

    En cuanto al número de infusiones de linfocitos –esta era la cuarta- que llevaremos a cabo, en principio, no es algo que sea fijo y depende de cómo vayas respondiendo, aunque por lo que me han dicho el personal del Banco de Sangre, la cantidad recolectada daría para unas ocho sesiones. A partir de ahí como digo, sería decisión de los hematólogos el seguir con nuevas infusiones o por el contrario, suspenderlas. Del mismo modo, también he preguntado por la duración del tratamiento con Rituximab –la próxima dosis me toca el mes que viene- y con las mismas reservas que siempre hay que tener a la hora de planificar a largo plazo, no sería de descartar el que siguiera recibiendo dosis de Rituximab durante más de un año. Después del síndrome proliferativo que padecí el año pasado, más vale prevenir que tener que volver a curar ahora que según el último escáner, apenas quedaban sino unos mínimos restos de aquellos nódulos.

    La próxima cita en el hospital la hemos fijado para después de Semana Santa, pero ya sabéis no os libraréis de mí tanto tiempo. De momento seré benévolo y os daré libre este fin de semana. Disfrutad de él como yo pienso hacerlo. Y recordad que el domingo es Ramos y quien no estrena en Ramos no tiene ni pies ni manos… A ver si de paso lo celebramos con una victoria de Ferrari y por supuesto en mi caso, también del Sporting en Almería. Esto último lo veo más complicado, pero bueno, por pedir que no quede. Un fuerte abrazo, buen fin de semana… “y mañana más…”

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook