Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 25
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.03.14)

     Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera

    (Pablo Neruda)

    http://www.youtube.com/watch?v=boanuwUMNNQ

    Son las ocho y media de la mañana de este lunes veinticinco de marzo cuando comienzo a escribir el Blog. Esta noche, al igual que las últimas, estoy consiguiendo dormir sin despertar tanto durante la madrugada, lo que hace que me levanté con la sensación de haber descansado mucho mejor. Anoche por ejemplo me eché sobre las doce más o menos, después de haber visto una interesante película futurista -Looper, con Bruce Willis-, y esta mañana me desperté a las siete y media. Entre medias despertaría tres veces a lo sumo. Así que para comenzar todavía con más energía si cabe la semana, os propongo como sintonía musical para el día de hoy, nada menos que uno de los grandes éxitos de Metallica. Ahí es nada: ¡vitamina de la buena para el cuerpo!

    Desde que os escribiera el viernes mi estado sigue siendo bueno. No he notado ningún efecto secundario a raíz de la infusión de linfocitos y por otra parte, la mínima febrícula con la que llevo a cuestas en las últimas semanas, pues como el tiempo, unos días mejor y otros peor, pero bastante estable, así que sinceramente no me preocupa en exceso.

    Del fin de semana sin lugar a dudas destacaría la jornada de ayer, Día de Ramos. A pesar de que el bautizo de nuestra pequeña Nadaya no será hasta la semana que viene –justo a tiempo para poder disfrutar de su primer bollu- , ayer fuimos con ella a la tradicional bendición de ramos provistos de sus primeras palmitas para sus padrinos. La primera la pudimos entregar por la tarde, cuando recibimos la visita de su futura madrina. Nadaya, que se ve que nos ha salido lista, ayer sí se portó como una niña buena -que lo es- con su madrina, dejándose hacer fotos en sus brazos sin apenas protestar, no como en anteriores ocasiones. Sabe de sobra que la semana que viene tendrá su recompensa. En cuanto al padrino, llegará esta semana en avión. Vamos a ver si los "amigos" de Iberia no nos hacen una jugarreta, que últimamente volar con Iberia tiene más riesgo que saltar a una capea con un cleanex por capote.

    Sobre el Día de Ramos creo que a muchos nos evoca un montón de recuerdos de la infancia. Aquella costumbre –que todavía hoy se mantiene, yo el primero- de estrenar algo ese día recuerdo que me encantaba. Mis padres ese día siempre me ponían de punta en blanco, con algún conjuntito comprado para la ocasión. Y yo iba como se suele decir y nunca mejor dicho, feliz como un niño con zapatos nuevos. Por cierto, zapatos fue una de las cosas que ayer me tocó estrenar. Si es que en el fondo ya sabéis que sigo siendo un niño. Por cierto, que lo que crearon “sensación” fueron los pantalones que lucí para la ocasión: tejanos azules completamente rotos que parecía según me dijeron que me hubiera atropellado un camión. Es que esto de ir a la moda a veces es muy duro y te obliga a arriesgar, pero lo cierto es que como os digo, a mí eso de ir dando un poco la nota es algo que me encanta. Ahí os dejo la foto para que juzguéis. Los más avispados, supieron ver en los colores combinados un guiño a la tricolore. Ya sabéis por dónde voy... 

    Por supuesto el día de ayer también vino marcado por el deporte. En concreto a primera hora estaba ya enchufado a la F1. Pero a diferencia de muchos -no los recrimino, que conste- que nada más ver a Alonso quedarse fuera a la segunda vuelta se fueron de vuelta a la cama, yo aguanté toda la carrera. Al final a mí lo que me gusta es la F1, soy seguidor de Ferrari está claro, pero aunque los dos monoplazas rojos se vayan al garete, no por eso dejo de ver las carreras. Si te gusta un deporte, te gusta, y como sucede con un equipo de fútbol, uno tiene que saber sufrir también sus derrotas y admirar y aplaudir con deportividad los logros de los rivales.

    Hablando de equipos de fútbol, ayer por la tarde tampoco faltó la cita con el Sporting. Nueva victoria de los rojiblancos –ayer de verde- pero la pena es que después de cuatro victorias en los últimos cinco partidos, la distancia con la promoción de ascenso sigue a ocho puntos. Poca recompensa para una racha tan exitosa. Habrá que seguir intentándolo pero la cosa está más que complicada.

    Ya os dije la semana pasada que en esta libro de tener que volver al hospital. La próxima cita es para el día cuatro de abril. A ver si tenemos un poco más de suerte con el tiempo y puedo aprovechar para salir por ahí de paseo más a menudo, porque la verdad es que llevamos un invierno y un inicio de la primavera como no se recordaba en años. Ayer sin ir más lejos justo después de la bendición de ramos cayó un chaparrón de los de echar a correr. Lo malo es que la previsión para esta Semana Santa no es nada halagüeña. Las imágenes de las cofradías mirando al cielo para decidir si pueden o no salir con sus pasos pueden repetirse un año más. Seguro que hay gente deseando que esto ocurra, porque como decía aquel torero, hay gente pa tó.  A mí particularmente, sin ser un ferviente seguidor de este tipo de manifestaciones, me da pena que gente que lleva trabajando todo el año para poder celebrar un día, no puedan hacerlo. Pero bueno, cada cual es libre de desear lo que quiera.

    Bueno, ahora os dejo que para hoy tengo unas cuantas cosas apuntadas en mi listas de cosas para hacer durante esta semana. A ver si hoy lunes finiquito unas cuantas. Un fuerte abrazo… “y mañana más…”

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook