Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 27
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.03.16)

    El optimismo es un virus muy saludable del que conviene contagiarse todos los días

    (Schinonero)

    https://www.youtube.com/watch?v=OtC8CD1u0D8

    Son las cinco y cuarto de este miércoles veintisiete de marzo, víspera de Semana Santa cuando comienzo a escribir el Blog. Después de una buena siesta y de ponerme la inyección de filgrastim -para las defensas-, provisto ya de mi té, me dispongo a contaros las últimas novedades, que ciertamente las ha habido, mientras de fondo escucho a mi venerado Vasco Rossi -hoy el enlace musical va dedicado a él. ¡A mover el esqueleto!-.

    Y es que después justo de escribiros el último post -creo recordar que fue el lunes-, me llamaron ese mismo día para citarme para esta mañana en Jove para realizar el PET/TAC y aunque incialmente no íbamos a tener los resultados hasta la próxima semana, lo cierto es que este mediodía, mientras me tomaba un vino con mi gran amigo Pablo "Sumi" -probablemente uno de los más sabios conocedores de vino del mundo mundial- me llamaron de la Unidad de Trasplante.

    Entenderéis que con mi experiencia, cuando vi en el móvil que la llamada entrante provenía del hospital, justo en un día en el que acaba de hacerme por la mañana el PET/TAC, me imaginara que el motivo de la misma no era para felicitarme la Semana Santa. Así que por un momento estuve tentado de no responder y tomarme otro vino, pero lógicamente superé la tentación y me preparé mentalmente para lo que pudieran tener que comunicarme.

    Básicamente parece ser que los especialista de Jove, según me ha comentado mi hematóloga, han visto indicios de que uno de mis pulmones pudiera estar afectado por una neumonía. O eso es lo que ellos creen, porque teniendo en cuenta mi historial, desde la Unidad quieren estar completamente seguros de que no se trata del mismo nódulo pulmonar provocado por el linfoma del que fui tratado con sesiones de radioterapia a finales del año pasado y que hubiera vuelto por así decirlo a reactivarse.

    Así que este próximo lunes vamos a realizar una serie de pruebas, encaminadas sobre todo a confirmar la primera impresión de los radiólogos de Jove, que dentro de lo que cabe, tampoco sería tan grave como para que no se pueda tratar con antibióticos y tal vez alguna otra medicación. De momento de hecho, he comenzado ya esta tarde a tomar mi habitual cóctel compuesto por ciprofloxacino y Augmentine, algo que seguro no será del agrado de mi estómago, tan sensible en particular al Augmentine.

    Lo importante es tratar de ser optimistas y ver el lado positivo de las cosas. De ahí la cita que os he propuesto hoy. A mí siempre me ha gustado rodearme de personas optimistas porque de verdad creo que emanan una especie de energía positiva que te contagia y da igual como te sientas, que después de estar con ellas, es como si sintieras ganas de comerte el mundo. Yo en ese sentido tengo la suerte de que siempre que lo necesito tengo a mi querido primo Roberto al otro lado del teléfono para recargar mis baterías de optimismo. Bien lo sabe Mónica, que cada vez que lo llamo, las carcajadas que nos echamos se oyen por toda la casa. Mañana por cierto mi primo llegará a Asturias, si Iberia no lo impide... que con Iberia nunca se sabe. Crucemos los dedos.

    Así que como digo vamos a quedarnos con lo que me apuntaban desde la Unidad y es que dada mi sintomatología de las últimas semanas -con la febrícula-, el resultado del PET/TAC tampoco es tan malo. A fin de cuentas salvo esa pequeña anomalía en uno de mis pulmones, el resto está limpio. Y esto es una muy buena noticia. Y si se confirmara la neumonía, simplemente sería cuestión como digo de tratarla y no habría tampoco motivo de mayor preocupación. De todos modos, sea lo que sea, por supuesto nos repondremos. Siempre lo hemos hecho y esta vez no va a ser una excepción. Me encuentro demasiado bien como para que ahora nada pueda interponerse en mi recuperación definitiva.

    Para este fin de semana tengo además una cita para la que tendré que vestir mis mejores galas: el bautizo de nuestra Nadaya. Sabéis de sobra los que me conocéis, que ningún antibiótico habido o por haber, con neumonía o sin ella, va a impedirme que ese día brinde por mi pequeña junto a mi familia. Sin duda será uno de los días más felices de mi vida. En realidad desde que Nadaya llegó a este bendito mundo, cada día que pasa soy más feliz.

    Y ahora os tengo que dejar. El paracetamol que me acabo de tomar para disminuir los efectos secundarios de la inyección de filgrastim empieza a hacerme sudar, así que voy a ver si me quito algo de ropa de encima. Tranquilos, no penséis nada raro que sabré guardar la compostura -siempre lo hago-, aunque total, en casa cada uno puede ir como le apetezca, ¿o no? Os emplazo ya al próximo lunes -si es que antes no me pica el gusanillo de volver a escribiros- para contaros qué tal han ido las pruebas y por supuesto, el bautizo del año. De este creo que el Hola dará cobertura.

    Disfrutad de la Semana Santa, cuidado los que vayáis a coger el coche, un fuerte abrazo… “y mañana más…”

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook