Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 04
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.03.24)

    Nuestras obras serán las huellas imborrables de nuestro camino por la vida

    (Schinonero)

     
    Son las cinco de la tarde de este jueves cuatro de abril, de nuevo pasado por agua, cuando comienzo a escribir el Blog. Mis primeras palabras en el día de hoy quiero que vayan dirigidas a la memoria de una persona cercana a la familia que nos ha dejado. Siempre que coincidíamos en sus visitas a Quintes no perdíamos ocasión de picarnos el uno al otro con nuestros respectivos equipos de fútbol por excusa. Él del Oviedo yo del Sporting. Daba igual quién estuviera peor de los dos que siempre había motivo para una broma. Desde aquí un abrazo a toda su familia.
    Pero aunque suene a lo de siempre, la vida sigue, la mía y la de vosotros que estáis leyendo este post. Y sobre todo la de mi pequeña Nadaya que ahora mismo duerme plácidamente a mi lado. Ya veremos si me da tiempo siquiera a acabar con el blog antes de que despierte pidiendo su "merienda". 
    Hoy ha sido un día bastante especial ya que hemos comido en casa de mis padres junto con mi hermano, su mujer y mi ahijada Carla. Así que hemos vuelto a juntar a las dos benjamines de la familia. Os podéis imaginar lo divertido que resulta ver a las dos mirándose la una a la otra, aunque lógicamente Carla, por la diferencia de edad, demuestra mucho más interés por Nadaya que a la inversa. Ha habido incluso una especie de competición entre los abuelos por ver quién era capaz de dormir primero a la nieta que tenía en brazos. La verdad es que podemos decir que ha habido empate técnico porque prácticamente las dos cayeron rendidas al mismo tiempo.
    Por mi parte todo sigue bastante estable. Me he levantado de la siesta con el cuerpo algo revuelto, pero yo lo achaco a la inyección de filgrastrim que puse ayer, y que como tantas veces os he comentado, tiene como efectos secundarios el hacerte sentir como si estuvieras incubando una ligera gripe. Aun así no me da la sensación de que ni siquiera tenga febrícula, y con el de hoy, son ya cuatro los días que llevo sin necesidad de recurrir al paracetamol.
    Con lo que sigo es con el tratamiento de antibióticos. Afortunadamente en esta ocasión no parece haberme afectado al estómago a lo que sin duda ha contribuido el que esté tomando más yogures que nunca, amén de unos sobres que sirven para repoblar la flora intestinal y protegerla de cualquier tipo de agresión como puede ser el uso de antibióticos. Mañana, en la consulta, será cuando me digan si he de seguir tomándolos por un tiempo o si podemos suspenderlos. También veremos si estoy en disposición de reducir en parte los corticoides que sigo tomando en días alternos.
    Mucho de esto dependerá supongo de lo que veamos en la nueva placa que está previsto que me hagan y en la que podremos ver cómo evoluciona la presunta neumonía. Quizás tengamos también alguna respuesta en las diversas muestras de sangre que me extrajeron el lunes. Lo que he sido incapaz ha sido de obtener una muestra de esputo a pesar de que me habían recetado acetilcisteína para intentar fluidificar lo que quiera que hubiera en mis pulmones y analizarlo. Pero debe ser que está duro como el cemento porque ni con esas.
    Mañana será una mañana larga, porque como os había comentado, además de los habituales análisis y de la placa que tengo programada, me administrarán las famosas inmunoglobulinas. Y eso supone estar con la vena enganchada al frasco unas cuatro horas. Así que habrá que tomárselo con paciencia. Por supuesto me llevaré mis cosas de siempre para entretenerme. Una buena peli por ejemplo te ayuda a pasar ya casi dos horas con la mente ocupada. Luego le sumas una cabezadita por aquí unas llamadas por allá, y cuando quieres darte cuenta pasó todo.  
    Lo que espero es que aunque la previsión dice lo contrario, tengamos un fin de semana que nos permita salir a dar un paseo, que ya está bien de tanta lluvia. Y es que además han vuelto a bajar las temperaturas. Si es que estamos ya en pleno mes de abril y todavía ando atizando la cocina de leña en Quintes y con la calefacción puesta en casa... ¿Cuándo se vio algo así?
    Bueno, como más de uno me pregunta qué tal llevo lo de mis lecturas, deciros que lo cierto es que últimamente las estoy descuidando un poco. Para cuando acabamos de ver nuestro capítulo diario Psych -ahora estamos con esta serie-, me encuentro ya tan cansado, que apenas leo nada. Tenía en mente comenzar con la trilogía de Alexandros, de Valerio Manfredi, que como muchos sabréis narra la vida de Alejandro Magno, sin duda uno de los personajes más carismáticos e importantes de la Historia.
    Y nada, que como os decía, acaba de despertarse Nadaya, así que toca despedirme. Recibid un fuerte abrazo… “y mañana más…”

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook