Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 12
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.04.01)

     

    Nadaya (00.04.01)

    He llegado por fin a lo que quería ser de mayor: un niño

    (Joseph Heller)

    http://www.youtube.com/watch?v=0FRI5Eatbas

     

    Son las nueve y cuarto de este por el momento lluvioso -¡qué novedad!, ¿verdad?- sábado -¡qué leches sábado, si todavía es viernes!-, doce de abril cuando comienzo a escribir el Blog. He pasado una noche bastante aceptable aunque a las cinco y media de la mañana me desvelé, lo que aproveché para levantarme a desayunar y después, ya con el estómago lleno, me volví a la cama donde conseguí de nuevo dormirme hasta hace apenas media hora que me he levantado. Estos últimos días parece que vuelvo a tener de nuevo más dificultades para dormir. Hoy la siesta promete ser larga.

    Para empezar el post, hoy lo que toca es felicitar a mi preciosa ahijada Águeda, que cumple cuatro añitos. Aunque suene a lo típico, parece que fue ayer cuando la tuve por primera vez en brazos en el hospital. Pero así es. Han pasado cuatro años y ahora está ya hecha toda una señorita que disfruta mirándose al espejo mientras se prueba este o aquel modelito. Y es que nos duela o no en nuestro orgullo masculino, las niñas a igualdad de edad, son muchísimo más espabiladas que los niños, que digamos que nos lo tomamos todo con más calma.

    Ayer además, como sabéis, Nadaya cumplía por su parte cuatro meses. La pobre lo celebró en la consulta del pediatra poniéndose las correspondientes vacunas, así que por la noche estuvo algo revuelta y con alguna decimilla de temperatura. Hoy parece que ya está mejor, lo que nos ha transmitido a primera hora con su habitual sonrisita al abrir los ojos para su toma matutina.

    Yo por mi parte ayer no tuve un día demasiado bueno. Me levanté con una febrícula, que si bien era mínima, entre eso, el dolor de cabeza y el mal cuerpo en general que tenía, parecía que me hubieran dado una paliza. Y luego este dichoso tiempo, siempre lloviendo, que la verdad es que no ayuda a nada y que diría que hasta te deprime interiormente. Eso de que al mal tiempo buena cara quisiera ver cómo se aplica cuando el mal tiempo dura ya tanto tiempo. Que todos tenemos un límite. Menos mal que por la tarde pudimos disfrutar de un pequeño respiro y lo que aprovechamos para salir a dar un paseo por El Muro. No sé ni los días que hacía que no veía la playa.

    Pero bueno, al final lo cierto es que como siempre, con paracetamol, pude pasar el día más o menos bien. A ver qué tal paso el fin de semana, que tengo unas cuantas citas a las que no quisiera fallar. Pero vamos, que una de ellas, la de ir al Molinón, como siga el tiempo así me parece que ya puedo ir tachándola de la agenda. En realidad es la que menos me importa.

    Ahora por la mañana voy a ver si salgo a hacer algunos recadillos antes de que despierte la peque. Después ya veremos con este tiempo qué hacemos. Lo mismo hasta me echo a dormir otro rato antes de la hora de la comida. Ayer por ejemplo fue lo que hice y me vino bastante bien para recuperarme un poco. Sobre todo para calmarme, porque reconozco que cuando no me encuentro bien me entra un humor de perros que a su vez hace que me cabree aún más conmigo mismo por dejarme llevar así por algo a lo que tendría que estar más que acostumbrado, pero a lo que sin embargo nunca te acostumbras. Ya os he dicho en más de una ocasión que soy un mal enfermo, aunque algunos no me creáis.

    Para este finde por supuesto que lo que no perdonaré será seguir la F1, con el GP de China en disputa. Esta mañana de hecho ya se han celebrado los primeros entrenamientos libres y en estos momentos estoy siguiendo por Internet los segundos. Atención al mejor tiempo marcado en estos últimos por el brasileño de Ferrari, Felipe Massa. Para los ferraristas no deja de ser una alegría ver un monoplaza de los nuestros comandando la clasificación, con independencia del piloto que lo conduzca.

    Bueno, ahora os tengo que dejar, que si no, para cuando salga de casa no me da tiempo a nada. Ya sabéis eso de que los jubilados vamos con prisas siempre a todas partes y no tenemos tiempo para nada. Pues totalmente cierto. Doy fe de ello. Os dejo como enlace musical de día a otro de esos grupos que tanto me gustaban cuando tenía algunos pocos años menos: los INXS. ¡Ah!, y quiero aprovechar también para dejaros un enlace a un fantástico Blog de un amigo en el que éste narra sus innumerables viajes además de aderezar sus andanzas con unas fotografías que él mismo realiza. Vamos, que es todo un partido, que dirían nuestras abuelas. Para quien esté interesado en contactar con él puede pedirme su móvil -esta no me la perdonas mi querido Ivo-. Aquí os lo dejo: elmarinanerrante.blogspot.com.es/

    Que tengáis un viernes de lo más tranquilo y disfrutad del fin de semana. Un fuerte abrazo… “y mañana más…”

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook