Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 08
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.05.27)

     ¿Qué sería de nosotros sin amigos de verdad con quien compartir nuestro camino?

    (Schino)

    http://www.youtube.com/watch?v=MPAAfupdpjg

    Son once menos cuarto de este sábado ocho de junio, que de momento, ha vuelto a amanecer lluvioso cuando comienzo a escribir el Blog. Después de un inicio de semana prometedor en cuanto al tiempo se refiere, llevamos de nuevo dos días –con este tres- que nos ha devuelto a la realidad. En fin, aun así, habrá que disfrutar igualmente de este fin de semana, que siento ser aguafiestas, pero para los que trabajáis, cuando os queráis dar cuenta volverá a ser lunes y entonces será ya tarde para llorar un fin de semana perdido sin hacer nada. ¡Así que manos a la obra! Para empezar, y para que luego no me acusen de ñoño a la hora de escoger mis enlaces musicales, aquí os dejo hoy uno para empezar este sábado con las pilas cargadas. Que a mí cuando me salía la vena discotequera, aunque os resulte difícil creerlo, no había quien me parara… Ahora, si lo intentara, creo que las agujetas podrían salirme hasta debajo de las muelas.


    Hablando de muelas ayer tuve la revisión bucodental, que básicamente consistió en una limpieza. ¡Puf!, ¡qué poco echaba de menos lo de ir al dentista! Pero uno, como es como es, y a pesar de que la dentista me dijo antes de empezar que levantara la mano si sentía dolor, yo ni me inmuté a pesar de que hubiera querido tener la mano levantada todo el tiempo. Eso sí, los lagrimones que me caían por ambas mejillas creo que eran suficientemente esclarecedores sin falta de levantar la manita.

    Y como más vale tarde que nunca, quiero felicitar hoy aunque sea con retraso a mi querido primo Roberto ya que ayer fue su Santo. Yo si ya llevo mal lo de acordarme de las fechas de los cumpleaños, os podéis imaginar cómo llevo lo de los santos. Por recordar si no me lo dice mi madre ni me acordaba que un cinco de junio, allá por 1980, hice mi Primera Comunión. Pero eso, volviendo a lo que os decía, que ayer fue San Roberto, así que muchísimas felicidades a él, y por supuesto al resto de Robertos que puedan leer este blog.


    El jueves como os había anunciado tuvo lugar la inauguración oficial de Astheha, la asociación de la que ya os he hablado en varias ocasiones. Lo cierto es que la respuesta fue increíble y el salón se nos quedó pequeño para todas las personas que allí se presentaron. Según los responsables del hotel había más de ciento veinte. Según mis cálculos serían unas mil. Fuentes policiales hablaban de poco más de una docena… Ya sabéis cómo va esto de las cifras. Bromas aparte, en serio os puedo decir que nos vimos desbordados por la cantidad de gente que acudió: facultativos y personal sanitario, enfermos, familiares, amigos…


    Creo que durante las charlas que se desarrollaron quedó más que claro que Asturias puede sentirse orgullosa de disponer de una de las unidades especializadas en trasplantes de médula más punteras a nivel nacional, con profesionales que bebieron de las mejores fuentes posibles, nada menos que las de los pioneros del trasplante de médula a nivel mundial. ¡Y eso lo tenemos aquí!


    Estoy seguro que a la vista de algunos casos ofrecidos como ejemplos, algunas de las personas que allí se personaron y que están a las puertas de un trasplante habrán salido cargadas de optimismo, porque no es para menos. En la Unidad desde su creación podemos decir que se han obrado auténticos milagros. Espero que algún día también mi caso pueda aparecer como el de uno más de esos que tras años de lucha recibieron las dos palabras mágicas: remisión completa.

    No quiero dejar de enviar un beso enorme para una persona que trabaja en la Unidad y que esta semana ha recibido un golpe de esos que para la mayoría sería casi imposible de superar. Sabe que cuenta con el apoyo y el cariño de todos los que formamos parte de esa gran familia creada entorno a la Unidad del HUCA. Y en esa gran familia ella está sin duda a la cabeza y seguirá estándolo porque fuerza y entereza le sobran para dar y tomar, a pesar de lo duro que pueda estar siendo para ella pasar por este momento.

    Y nada más por hoy. Espero que disfrutéis de este fin de semana. La semana que viene todavía la tengo libre de visitas al hospital, ya que hasta el día veinte no tendré que volver. No sé si me acordaré por dónde se llega… Os dejo con un pequeño poema con el que se cerró el acto presentación de Astheha. En mi caso va dedicado a todas las personas que llevan acompañando durante este largo caminar, en especial a mi Mónica. Un fuerte abrazo a todos, buen fin de semana… “y mañana más”.

     

    Sin duda tú ya lo sabrás

    Que esta sonrisa que cada día ves,

    Resulta a veces más dolorosa,

    Que las espinas que encuentran mis pies,

    En su lento pero infatigable caminar

    hacia una meta coronada por rosas.

     

    Por más que yo lo quisiera evitar

    Mis miedos son los tuyos también

    Y a pesar de ello con tu fuerza,

    Consigues procurarme tanto bien,

    Que mi mente no deja nunca de soñar,

    Un futuro donde no haya lugar a la tristeza.

     

    Que si la tristeza se cuela en mi corazón

    Es más fuerte la alegría que siento por vivir

    Y aún más fuerte la que me espera,

    Por cada día que al despertar en ti,

    Atisbe la esperanza de ese rayo de sol,

    Que entre las nubes mi alma besa.

     

    Así que si hay algo que puedes jurar,

    Es que ninguna enfermedad podrá derrotar,

    Este amor que si entre sequía ya florece,

    No necesita de lágrimas para regar,

    Y que esta sonrisa que cada día ves,

    Aunque a veces dolorosa, nunca te faltará.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook