Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 17
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.06.05)

     No sabes lo fuerte que eres hasta que la vida te pone a prueba. ¡Valora la vida!

    (Campaña Valora La Vida, Fundación Carreras)

    https://www.youtube.com/watch?v=KOWGL9625m4

    Son las once y media de este domingo dieciséis de junio cuando comienzo en esta ocasión a escribir el Blog. Una hora un tanto extraña para lo que suelo acostumbrar, pero he decidido aprovechar que en unos minutos comenzará el partido España-Uruguay de la Copa Confederaciones –Italia le acaba de ganar 2-1 a Méjico-, para adelantar el “trabajo” que tenía en principio programado para mañana. Trabajo entre comillas porque para mí ya sabéis que siempre es un placer –y a veces también un desahogo- el ir escribiendo mis cosas en este blog. Además, ahora me siento además muy tranquilo y relajado con Nadaya ya durmiendo como una princesa con su mamá. Eso sí, aunque seguro que el desarrollo del partido me mantendrá despierto, ahora mismo lo que me apetece es un poco de música ligera y agradable, como la que os propongo con uno de mis cantantes italianos favoritos, Luciano Ligabue.

    El fin de semana la verdad que me ha venido muy bien para recargarme de energía positiva, que como algunos habías apuntado después de leer mi último post, parecía que andaba en reserva. Así que nada mejor que un poco de sol y estar con la familia para llenar el depósito. Y además este lleno sale gratis, no como el del coche, que cada vez que paso por la gasolinera el tipo tiene casi arrancarme el dinero de la mano… Los que me conocéis sabéis que siempre he sido lo que se conoce vulgarmente como gastizo y muy despreocupado con todo lo relacionado con mis ahorros. Siempre digo que a mí si me pilla un corralito de esos, conmigo no van a hacer negocio que digamos. Pero bromas aparte, la verdad es que ahora cuando veo el contador del surtidor cómo sube por un lado los litros y cómo sube con mucha mayor velocidad el importe correspondiente, es que casi me entran sudores fríos. Y es que no hace mucho que casi era al revés. Pero en fin, contra eso, los comunes mortales que somos, poco podemos hacer.

    Pero no pensemos en estas menudencias y vayamos a lo realmente importante. Este fin de semana como digo ha sido realmente muy bueno en lo climatológico, lo que nos ha permitido disfrutar del aire libre por Quintes y de una fiesta familiar que teníamos el sábado en Villaviciosa. Concretamente la Primera Comunión de dos niños –un niño y una niña-, por parte de la familia de Mónica. La fiesta, como toda fiesta tiene que ser, fue por todo lo alto: espicha desde las tres de la tarde hasta que el cuerpo aguantara, o sea, comida, merienda y cena. Fue un día fantástico porque además, con aquello lleno de niños, la alegría está garantizada. Nadaya dio una vez más muestras de ser una niña que se gana a todo el que la ve con su sonrisita, y además de ser además muy buena. ¡Pedazo de siesta que se marcó de tres horas con todo el bullicio que ahí había! Así da gusto. Pues lo dicho, que fue sin duda un gran día y al final he de confesar que fui yo el que ondeó la bandera blanca de rendición a eso de las diez y media. Que si por Nadaya hubiera sido, allí nos habríamos quedado hasta bien entrada la madrugada.


    A pesar del cansancio acumulado que supone para mí quedarme un día sin mi siesta, esta mañana me levanté igualmente pronto. El día lo merecía. Además, estando en Quintes, subes la persiana, abres la ventana y escuchas el sonido de la tranquilidad, el sonido de la naturaleza, y es que te apetece salir a comerte el mundo a bocados. En lugar de comerme el mundo lo que me zampé fue un buen desayuno para coger fuerzas mientras despertaban la peque y la no tan peque. Una vez ya todos en pie y preparados, nos fuimos a Playa España a inaugurar oficialmente la temporada de verano. Nos conformamos eso sí con dar una vuelta por ahí, quiero decir que no penséis que me puse a tomar el sol, que ya sabéis que no puedo. Pero sólo ver la playa, el romper de las olas con los surferos intentado domarlas, ya es suficiente para sentir el verano. Y luego por supuesto visita al chiringuito playero, el Ipanema, probablemente uno de los chiringuitos más bonitos de la costa cantábrica. Y es que al entrar parece como si te adentraras en un lugar más propio del Caribe, por la decoración y el ambiente. Hombre, luego oyes a los lugareños pegando sus habituales voces en esa reconocida lengua mariñana, y ya no es lo mismo,,, pero lejos de perder encanto, yo diría que incluso gana.

    Dejando ya un lado lo pasado y centrándonos en el presente, deciros que para esta semana me toca volver al hospital el día veinte, que ahora mismo no sé ni de qué cae, de lo desconectado que estoy. En realidad ando un poco desconectado de todo, incluso de Internet. Por eso si a alguno os tardo en contestar más de lo habitual en mí, no penséis nada extraño, es que estoy intentando desengancharme de tanto facebook, whatsapp y correos electrónicos. En ocasiones nos centramos tanto en mantener los contactos de nuestras redes sociales que descuidamos las redes más fuertes, que son las que nos unen día a día con los nuestros. Yo intento no olvidarlo, aunque reconozco que a veces me cuesta un montón no estar con dichoso aparatito de marras, que si el iPhone, que si el iPad, que si el iPod,,,. Diría que nos estamos volviendo un poco i-nhumanos en ese sentido. Donde esté un abrazo real que se quite cualquier icono,,, aunque por supuesto lo uno no quita lo otro. Que bien que me gusta –iba a escribir me presta- recibir besos y abrazos aunque sean virtuales.

    Y a todo esto el partido acaba de empezar, pero bueno, como voy lanzado, ahí sigo escribiendo. Como os decía el jueves veinte –ahora sé qué día es porque lo he visto- tengo sesión de Rituximab, además de tener que ponerme no sé qué vacuna. Lo del Rituximab, que como sabéis es cada dos meses, he perdido el número de sesiones que llevo. En principio creo que lo tendré que seguir poniendo al menos lo que queda de año, porque son dos años de tratamiento y juraría que llevo uno, pero vamos, no me hagáis mucho caso.

    Para cerrar este post, quisiera volver a hablaros de una campaña que hace tiempo os comenté y en la que os anuncio que participaré activamente. Se trata de la campaña Valora La Vida. Este año, desde la Fundación Josep Carreras se han marcado el reto de conseguir 10.000€ mediante mensajes SMS para poner en marcha una línea de investigación científica que dé nuevas posibilidades a los pacientes con enfermedades hematológicas. Para ofrecerles más oportunidades una de las líneas de investigación del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras está íntegramente dedicada a las complicaciones o efectos secundarios asociados al tratamiento, como la quimioterapia o los trasplantes de médula ósea. Para ayudar en esta campaña únicamente es necesario enviar un SMS con el texto VALORALAVIDA al 28027. El servicio está disponible para clientes de Movistar, Orange y Vodafone España y el coste, de 1.2€ va íntegramente a la causa. Si quieres conocer cómo va avanzando este reto y difundirlo podéis hacerlo a través de la web creada para ello www.valoralavida.org

    En mi caso estaré con otros compañeros el próximo sábado, creo que entre las 11 y las 13 horas en la Plaza Mayor repartiendo información y haciendo campaña para esta iniciativa. Ya en el próximo post os incluiré la foto que entregaré a las personas, un poco al estilo de esta que hoy os he puesto en el blog. Puedo deciros que esta semana que he recibido el material de la Fundación Carreras, al ver la foto que había seleccionado de cuando estaba en aislamiento, casi ni me conocía. Es bueno recordar de dónde venimos para apreciar más dónde estamos, y con quién estamos.

    Bueno, ahora os dejo, que ya van diez minutos del partido y no apenas he mirado cómo están jugando. Probablemente vea la primera parte y luego para la cama. Un fuerte abrazo, ahora que ya es lunes… “y mañana más”.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook