Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 16
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nadaya (00.10.05)

     

    La vida, aún siendo a veces dura, siempre vida es
    (Schino)
     
    Son la una menos cuarto de este miércoles dieciséis de octubre, que después de haber amanecido plácido y agradable, se ha tornado revuelto, con un viento que amenaza lluvia, la misma que nos acompañó ayer durante todo el día. ¿Qué se le va a hacer? Es el otoño. De todos modos todavía quedarán seguro días de sol. En realidad en los últimos años el otoño siempre ha venido muy bueno, mejor incluso que la primavera. La única pena son los días, que cada vez se vuelven más cortos, y no digamos ya cuando a final de mes nos cambien la dichosa hora.
     
    Aprovecho para escribiros ahora que acabo de dejar a Nadaya dormidita en su cuna. Es la hora de su típica siesta matutina. No podemos tener queja de cómo duerme, porque por las noches sigue aguantando prácticamente diez u once horas del tirón y luego encima se echa esta siestecilla antes de la comida y a veces otra buena siesta antes de la merienda. Es lo que tiene que hacer ahora: comer y dormir. Con sus diez meses recién cumplidos ahora, una vez superada la fase del gateo, está en plena fase de querer ponerse de pie, y ya lo logra en la cuna y en el corralito, así que en nada la tenemos corriendo por casa. ¡A preparar la espalda!

    Este lunes como ya os había anticipado tenía analítica, consulta y tratamiento con Rituximab. Después de casi dos meses sin pasar por el hospital se me hacía casi extraño tener que volver, aunque en cierto modo lo agradecía, porque llevo ya unos diez días con el estómago un tanto indispuesto y empezaba a preocuparme. Por un lado al no tener ni fiebre ni ningún otro síntoma no quería darle mayor importancia, pero por otro ya sabéis: siempre piensas cosas “raras”. Pero bueno, la analítica mostró valores bastante aceptables lo cual ya me deja más tranquilo. Por otra parte, en el caso de que en los análisis que me hicieron aparezca algún virus gastrointestinal me avisarán. Yo pienso que efectivamente será eso, que además hay un montón de gente por ahí con gastroenteritis y catarros. Empieza la época de las gripes así que habrá que subir la guardia.

    Por lo demás, aparte de estos problemas intestinales, más o menos sigo igual. Duermo regularcillo y me levanto bastante cansado, pero voy compensando con alguna cabezada durante el día. Pero en absoluto puedo quejarme. En realidad soy el primero en ser consciente de que si no he hecho más cosas este verano ha sido muchas veces por pura pereza. Y ahora que el verano ha pasado es cuando empiezas a darte cuenta y arrepentirte de ello. ¡Qué típico!, ¿no? Es como cuando hace sol y estás deseando que llueva un poco para que no haga tanto calor pero cuando llueve te pasas maldiciendo el mal tiempo. Naturaleza humana pura y dura.
     
    Dejando estas tonterías al margen –porque son eso, tonterías mías-, comentaros que finalmente fui a Madrid a arreglar mis papeles con el Consulado italiano. Así que por fin tengo ya mi pasaporte en regla para poder viajar. Habrá que aprovecharlo. Ahora no tengo excusa. Esperaré no obstante un poco, que tampoco hay que tener prisa por usarlo.
     
    Volviendo a “lo mío”, comentaros que en principio no tendré que volver por el hospital hasta el próximo dieciséis de diciembre, es decir, los dos meses que hay entre cada sesión de Rituximab. No obstante es probable que antes tenga que volver en el caso de que mis niveles de inmunoglobulinas requieran de un pequeño chute adicional. Eso me recuerda una vez más que hoy me toca la inyección para las defensas. ¡Ah!, y probablemente también este mes me llamen para hacerme un nuevo PET/TAC con lo que ya tendremos despejadas todas las dudas sobre cómo va mi evolución. Mi hematóloga insiste en que va muy bien y hasta me echa la bronca porque ande comiéndome tanto la cabeza y dándole vueltas a cada pequeña molestia que pueda sentir. En fin, que tendré que hacerle caso. A ver si lo consigo.
     
    Y nada más por este post. Ya veis que tampoco he estado muy inspirado ni os he contado nada del otro mundo. Por eso quizás ahora me cueste escribir más que antes. Pero de momento intentaré no dejarlo. Un fuerte abrazo para todos y como siempre… “y mañana más”.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook