Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 24
    Marzo
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo salud

    Nadena0317

    La primavera ha llegado… aunque de momento no se haya notado
    https://www.youtube.com/watch?v=bw4pjP-jFIc

    Son las cuatro en punto de este veinticuatro de marzo, primer viernes de la primavera y aunque el sol tímidamente ha asomado durante el día de hoy, la temperatura que se respira sigue siendo más bien invernal. Y para mañana se anuncia que de nuevo lloverá con fuerza. Será por aquello de irnos preparando para un mes de abril que haga bueno el famoso dicho. ¡Ojalá me equivoque! Lo que no debemos de olvidar mañana sábado es del dichoso cambio de horario. En esta ocasión toca dormir una hora menos, ya que a las dos de la mañana, habrá que adelantar el reloj hasta las tres. Sigo sin entender los beneficios de estos cambios de horario y solo espero que algún día impere la cordura y se deje de jugar de una vez por todas con las manecillas de los relojes.

    Por mi parte comentaros que llevo una semana directamente para olvidar. En la madrugada del domingo al lunes comencé a sentir molestias estomacales, que lejos de desaparecer desembocaron en una gastroenteritis de las de agárrate (a la taza del wáter) y no te menees. ¡Y mira que lo habíamos pasado tan bien el día anterior celebrando el Día del Padre con las niñas, mis padres y mis suegros! ¡Y encima luego disfrutando en El Molinón de la victoria del Sporting! Una vez más queda demostrado que hay que disfrutar al máximo (o por lo menos rozándolo) cuando uno se encuentra bien. Y es que el fin de semana había sido redondo, empezando el viernes, cuando asistimos en el Teatro Jovellanos a un espectáculo dedicado a Queen, el Queen Symphonic Rhapsody, para seguir el sábado con un homenaje a Led Zeppelin. Y el domingo lo dicho... lástima que llegara luego el lunes con las rebajas.

    Así que nada, como digo virus gastrointestinal del que todavía hoy viernes, no me he repuesto y que ha ido afectando paulatinamente a casi todos los miembros de la familia. Ya se sabe que a estos virus lo que les gusta es ir de un lugar para otro. En mi caso, por si no fuera poco, el miércoles se me volvió a reproducir el dolor de garganta con fiebre moderada. Así que el jueves volví por mi médico de cabecera a que me echara un vistazo a las amígdalas.

    La conclusión a la que llegó mi apreciado Don Ramón (que así se llama mi médico de familia) es que debido a los numerosos tratamientos con antibióticos que he tomado durante estas pasadas estaciones de otoño e invierno, especialmente los dos últimos, con un antibiótico muy ‘potente’, lo que he hecho ha sido acabar por completo con toda la flora bacteriana que todos tenemos y que sirve para protegernos precisamente del ataque de virus de toda índole. Así que no me queda otra que el vulgar ‘ajo y agua’. Y además de verdad: he de beber mucho líquido. El martes de todas maneras tengo de nuevo visita al otorrino, aunque sé de sobra que será simplemente para que me diga lo que ya sé: que vuelvo a tener mucosidad tanto en las fosas nasales como en la garganta. Solo que en esta ocasión no podremos tomar antibiótico para acabar con ella.

    Lo que casi mejor ni menciono es la solución óptima que me ha “recetado” mi médico, para ver si de una vez por todas acabar con esta invasión de virus en mi cuerpo: alejarme de mis niñas. O sea, como la antítesis de Jesús de Nazaret cuando pedía que dejaran que los niños se acercaran a El. En fin, mejor ni plantearlo. Os dejo eso sí en el enlace musical la nueva canción preferida de Nadaya. Indudablemente tiene tan buen gusto musical como su padre.

    No queda sino esperar que como hasta ahora siempre ha sucedido, del mismo modo que los virus llegan a mi cuerpo, acaben por largarse. Pero a poder ser que sea pronto. Porque empieza a ser realmente frustrante estar suspendiendo planes uno tras otro. Que esta semana no he salido de casa nada más que para ir a la consulta del médico. Paciencia, paciencia… ¡pero ahora!, que contaba Eugenio en uno de sus mejores chistes. De hecho hoy tenía previsto ir al partido de El Molinón que enfrentará a las selecciones de España e Israel. Al final he optado por regalar las entradas a un buen amigo y ver el partido en casa… el de Italia, claro. No hay mal que por bien no venga. ¡Ah!, que sobre el partido de España he escrito en mi blog de La Nueva España. Aprovecho para hacer aquí también publicidad de él: http://www.lne.es/tags/por-libre.html En el enlace podréis encontrar todos los artículos escritos hasta ahora para la web de La Nueva, incluido el de hoy que lleva el título ‘Tarjeta Amarilla a España’. Aparte sigo escribiendo para la edición impresa una columna más o menos cada semana. Reconozco que me lo estoy pasando en grande en esta faceta de columnista amateur. De hecho me encantaría escribir más, pero el tiempo que tengo es limitado. Como el de todos los jubilados, ya sabéis.

    De mis revisiones en la Unidad, si os soy sincero, no recuerdo ni cuándo tengo la próxima. Creo que es a finales del mes que viene y creo que tengo además toda la batería de pruebas correspondientes al sexto año post trasplante, con escáner incluido.

    En fin, que poco más que contaros. Que de verdad espero que en mi próximo post os pueda decir que estoy sano como una flor de primavera recién florecida. Como siempre, no me queda otra que dar gracias por poder seguir escribiendo de vez en cuando para contaros mis batallitas.

    Disfrutad de este fin de semana, que para los amantes del motor viene marcado en rojo (rojo Ferrari por supuesto) en el calendario, con el inicio de los campeonatos del mundo de motociclismo y de F1 (aunque para verlos haya que pasar por taquilla). Y no bajéis la guardia con los catarros, que parece mentira, pero todavía andan por ahí sueltos haciendo de las suyas. Un fuerte abrazo a todos, feliz primavera y mañana más…

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook