Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 20
    Septiembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo salud

    Nadena0916

    Las horas pasan, los días vuelan… ayer fue verano y mañana ser invierno

    https://www.youtube.com/watch?v=iaioAfWr42M

    Nadena0916

    Son las diez menos cuarto de este nublado pero agradable, martes, veinte de septiembre cuando inicio a escribir el Blog. Como se suele decir, parece que fue ayer cuando os anunciaba el nacimiento de Selena, con todo un verano por delante y hoy, como quien no quiere la cosa, estamos a puntito de darle la bienvenida al otoño. ¡Pobre otoño! Para muchos es la estación ‘maldita’, por aquello de ser la que despide al verano, a los días en la playa, a los días que parecen no tener fin… 

    Del verano deciros que con Selena tan pequeñita, no nos fuimos muy lejos de aquí, pero no podemos decir que no nos hayamos movido. Y de hecho, a punto de cumplir los cuatro meses, pocos niños habrán ido a tantas fiestas como Selena. Y es que apenas con dos semanas ya la llevamos a un ‘sarao’ que montaban unos buenos amigos en su casa. 

    Con Nadaya (el enlace musical es la canción que me pide ahora a todas horas) no ha habido ningún problema. Al contrario: tenéis que ver las ‘conversaciones’ que se echan juntas. Como casi siempre, los segundos hijos suelen espabilar (muchas veces por la cuenta que les trae) gracias a los hermanos mayores. Y con Selena pasa exactamente eso: me doy cuenta que con Nadaya ‘encima’ todo el día, está más activa y despierta que su hermana a su misma edad. Así que no nos queda nada… ¡menudo par! ¡Quién las verá! Os dejo una foto de ambas juntas, en una sesión que les hicimos esta semana en casa. 

    Si hoy me he decidido a escribir es porque justo hoy es el primer día que Mónica vuelve al trabajo. A ver qué tal lo lleva… No sé por qué me da que va a llevar ella mucho peor la vuelta al ‘cole’ que Nadaya, quien este año va feliz desde el primer día. 

    Por mi parte, fijaros que no ha comenzado el otoño y ya ando con mi primer catarro y con mis primeros antibióticos. El cambio brutal de temperaturas que tuvimos la semana pasada, cuando en apenas tres días, pasamos de treinta grados a casi la mitad, se ve que a mi cuerpo no le sentó bien… Vamos a confiar que se solucione sin mayores problemas. Este pequeño aumento de temperaturas que tenemos ahora seguro que me ayudará. Eso y cuidarme un poquito más, que la verdad es que este verano no me he privado de nada. Es lo que tiene cuando uno se encuentra bien; que vienen los excesos…

    Casi más que el catarro me preocupa una persistente gastroenteritis que me tiene a vueltas desde hace más de un mes: va y viene pero no se detiene. La semana que viene, que me toca revisión en Oviedo, veremos qué me comentan. Puede que sea un ligero repunte de mi rechazo crónico y que con aumentar mínimamente la dosis de corticoide, que ahora mismo es apenas nada, me encuentre mejor. Tampoco descarto que sea un mero virus que en mi caso, suelen darme más la lata que una persona completamente sana. Cruzo los dedos ahora que Nadaya, como os decía, ha empezado a clase. A ver qué nos trae de ‘regalo’ a mí, pero sobre todo también, a su hermana. En mi última visita al hospital me tocó poner inmunos, por lo que no creo que en esta ocasión vuelva a necesitar de ellas, pero igual no me venían mal un refuerzo extra para protegerme de todos esos virus ‘colegiales’.

    Por otra parte, y hablando de hospitales y de ‘lo mío’, la semana pasada leí un artículo sobre el aumento que se había producido en España, en el número de donaciones de médula ósea. Es sin duda una gran noticia, pero a pesar de ella, seguimos sin estar al nivel que nos correspondería si lo comparamos con el número de donantes de órganos. No me cansaré de repetir la importancia de la donación de médula ósea, para dar una oportunidad, una esperanza de vida, a tantas y tantas personas que sin un donante, no podrán superar su enfermedad. Porque no todos pueden tener la suerte de tener como yo tuve, un hermano compatible. Así que nada: ¡a donar! Ya sabéis que no tenéis más que contactar conmigo, si queréis información al respecto. ¡Y que no!: ¡que no duele nada! Si donó mi hermano para mí, que no puede ver las agujas por delante… Y recordar en todo caso, que para hacerse donante, basta una mera analítica. A partir de ahí, quedáis inscritos en un registro y solo os llamarían en caso de que apareciera un potencial receptor, ¡en cualquier parte del mundo! Por desgracia, puedo deciros que la posibilidad de que os llamen es mínima…

    Así que nada, volviendo al día a día, con Mónica ya en el trabajo, me toca volver a adaptarme a una nueva rutina, con Nadaya en el colegio y con Selena a mi cargo. No obstante, sigo contando con la impagable colaboración de los abuelos. Suerte que tenemos.

    Aprovecharé como ahora, para escribir un poco más. Por cierto, que os cuento una anécdota: este próximo jueves asistiré a un cocktail de bienvenida a Asturias al Embajador de Italia en España. Y al facilitarnos la persona que organiza el evento, un buen amigo mío, la lista de todos los asistentes, con nuestros nombres, lugar de procedencia y profesión, solo se le ocurrió presentarme como ‘escritor’. ¡Qué bueno!: escritor. La verdad es que suena bien. Ya pudiera… De momento no me lo planteo ni de broma. Prefiero dedicarme a actividades más saludables para el cuerpo, aunque os reconozco que a mí escribir me sienta muy bien. Me sirve para ‘oxigenar’ la mente. Y ya sabéis eso de mens sana in corpore sana… o como se diga. Que yo copié para aprobar latín…

    Poco más que deciros. Desearos una muy feliz entrada en el otoño. Nosotros lo haremos a lo grande: este sábado tenemos el bautizo de Selena. Un fuerte abrazo, cuidaros de los catarros y mañana más…

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook