Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 17
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ndy2014.18

     ¡Qué hermoso el arcoiris que no has de elegir sólo entre negro y blanco!

    https://www.youtube.com/watch?v=oyaBZ-RJkjY

    Apenas es la una de la tarde cuando mientras escucho a mi buen amigo Vasco Rossi, comienzo a escribir el Blog. El día ha amanecido gris y como era de prever hace diez minutos que ha comenzado a chispear. Esperemos que no sea nada comparado con lo que cayó ayer, que fue un verdadero temporal. De hecho, cuando bajé con Nadaya de Quintes pasadas las siete de la tarde, casi no se podía ver la carretera del agua que caía. Menos mal que esa carretera uno ya casi se la conoce de memoria. Pero agradecí igualmente no tener que bajar como antaño por la vieja carretera nacional. ¡Cuántas veces también bajaría y subiría por ella! De vez en cuando, y si hace buen tiempo y no tengo prisa, todavía me meto por ella por traer a mi cabeza viejos recuerdos. Da gusto además circular por ella porque apenas ya nadie la transita.

    Por lo que se refiere a mi salud, sigo como el tiempo: un tanto gris, plomizo diría, con este catarro con el que llevo peleando desde hace casi dos semanas y que no consigo superar del todo. Unos días tengo unas décimas, otros dolor de garganta o afonía, otros moquera… y otros tengo el cuadro completo. Pero bueno, “lo lógico”, como se suele decir con este tiempo.  Lo peor es que entre el tiempo y el catarro no tengo ni fuerzas ni ganas para hacer nada. Y las pocas que tengo yo mismo me las ingenio para acabar con ellas. Fijaros si será grave que hasta se me ha quitado el apetito. “¡Eso es imposible!”, diréis. Pues sí. Y como digo en estos casos “como bastante para lo que gasto”. Menos mal que con cuarenta años (¡dos más!) todavía tengo a mi madre detrás para ponerme delante el plato en la mesa. Que si fuera por mí…

    Antes de que se me pase deciros que me he quedado sin lotería de Navidad de la Asociación. Si alguien más estuviera interesado tendría que preguntar en la Asociación cuando se devuelvan los talonarios el mes que viene por si quedara alguna papeleta. En mi caso las dos últimas papeletas las tengo reservadas para un buen amigo que me escribió solicitándomelas y al que lamentablemente di plantón la semana pasada cuando iba a quedar con él para dárselas, precisamente por este dichoso catarro. Pero puede estar tranquilo, que yo soy como el camarero del ya famoso anuncio de la Lotería: aquí las tengo guardadas Antonio (bueno, mi amigo no se llama Antonio, pero es por seguir el símil con el hombre del anuncio). Gracias a todos los que colaborasteis con la lotería, muy especialmente a mis galleguiñas preferidas y a ver si además de salud nos llevamos un buen pellizco, que a todos seguro que nos vendría muy bien. A mí por lo menos.

    Y hablando de Navidad, habréis comprobado que aunque aún queda más de un mes, los supermercados empiezan a inundarse de productos navideños (confieso que no he podido resistirme a los primeros polvorones, para que luego ande diciendo que he perdido el apetito) y a nuestros buzones han empezado a llegar los catálogos de juguetes, que más que catálogos parecen enciclopedias. Yo de todos modos, para todos aquellos que tenéis que hacer un regalo a un bebé o niño pequeño y no sabéis qué comprarle porque tienen de todo (y cuando digo “todo” todavía me estoy quedando muy corto), os dejo una idea solidaria: http://www.europapress.es/chance/tendencias/noticia-baby-pelones-munecos-homenajean-ninos-cancer-20141114081434.html Como veréis son unos muñecos preciosos con los que se quiere rendir homenaje a todos esos pequeños campeones que están luchando contra el cáncer. Su precio es de apenas doce euros y los ingresos van a la Fundación Juegaterapia.

    Poco más que contaros. En realidad si os soy sincero este post lo he escrito porque me encontraba un tanto aburrido por casa y he aprovechado así para comentaros con tiempo lo de los Baby Pelones. Espero que la próxima vez que os escriba este catarro esté ya del todo superado y confío en que sea antes de mi próxima visita al hospital (en la última si recordáis ya andaba con otro proceso vírico), que será el próximo nueve de diciembre. Ese día únicamente acudiré a hacer la analítica para luego volver al día siguiente a consulta, ya con todos los datos sobre la mesa. Tengo sobre todo curiosidad por ver cómo llevo el tema del hierro y si tal vez las pastillas que estoy tomando para bajarlo sean también las causantes de este estado un tanto apático que atravieso. 

    Me despido, que aunque no tenga mucho apetito algo habrá que comer. Y si no con comerle un moflete a mi pequeña ya tengo más que suficiente. Menos mal que la pobre no se entera del todo de 'mis historias', aunque sí que a veces siento que algo percibe. Los niños son cualquier cosa menos insensibles a las emociones que les rodean, no como algunos adultos. En eso como en muchas otras cosas los niños son esponjas que todo lo absorben. Aunque sea sólo por ella, tendré que esforzarme. Un fuerte abrazo... 'y mañana más'.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook