Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 15
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ndy2014.3

     Cuando no sepas qué escribir, mejor dejar el folio en blanco antes que desperdiciarlo

    (Schino)

     
    Son las tres y diez de este quince de enero, miércoles, cuando comienzo a escribir el Blog. Tal vez fuera mejor que en lugar de ponerme a escribir intentara echar una siesta, pero llevo unos cuantos días en que o no consigo dormirme, o si lo hago, me despierto más alterado que si no me hubiera echado. Esto va por rachas; lo mismo mañana estoy durmiendo siestas de dos horas. Pero ahora mismo, al igual que me sucede por las noches, el dormir, lejos de ayudar a mi cuerpo y sobre todo a mi mente a resetear como quien dice, y a recargar pilas, casi diría que me produce el efecto contrario. ¿Y qué pasa cuando uno no duerme bien? Pues eso, que lo paga con el primero que pilla por banda. Y en esas estamos, o mejor dicho estoy.
     
    Así que tal vez no sea hoy el día en el que me encuentre más inspirado para escribir el blog, y tal vez hubiera sido mejor no escribir nada, antes de hacerlo a regañadientes. Pero pienso que lo menos que puedo hacer y estoy obligado a hacer es como mínimo intentar poner todo de mi parte para no entregarme a la pereza y a lo más fácil, que sería en estos momentos meterme en la cama aprovechando que Nadaya está ya durmiendo. En realidad, es la mejor terapia que tengo contra la intranquilidad y el estrés: echarme a su lado y escuchar su respiración pausada y relajada mientras duerme. Pero tampoco quiero ser hipócrita, que lo mismo que os digo esto también os reconozco que nada me produce más estrés que cuando llora desconsolada o grita porque se le antoja cualquier capricho. Los que sois padres me entenderéis aunque como todo, haya personas que no se inmuten por nada y otras a las que cualquier mínima contrariedad les ponga a mil. Yo soy el primero en admitir que de un tiempo a esta parte pierdo la paciencia con mucha facilidad, con demasiada facilidad.
     
    Al final, en esta vida, todos tenemos nuestros problemas, y la mayoría, consideramos que los nuestros son los mayores que se pueden tener. Así que cuando alguien nos viene con su problema, solemos minimizar su importancia en comparación con el nuestro. Y en muchas ocasiones obrando así nos comportamos de forma injusta y egoísta. Pero es nuestra naturaleza, de la que tantas veces hemos hablado: anhelamos lo que no tenemos y no apreciamos de lo que disfrutamos.
     
    En fin, que creo que por hoy ya está cubierto el cupo de “filisofía”. Mejor hablar de temas de mayor trascendencia como el Balón de Oro, ¿no os parece? Por supuesto como bien habréis adivinado, estoy bromeando. Pero es que a la vista de las portadas de los medios, tal cual parece que no hubiera nada más importante en este momento en el mundo que las lágrimas de Cristiano Ronaldo o el traje indescriptible de Messi.
     
    Yo por ejemplo, estoy mucho más preocupado por este pico estacional de gripe en el que nos encontramos. El hecho de estar vacunado tampoco es que me tranquilice demasiado, aunque si confiamos en lo que nos dicen las autoridades sanitarias, debería hacerlo. A esas mismas autoridades les diría que no estaría de más el que de igual modo que se desarrollan campañas para fomentar el uso de profilácticos para evitar el contagio de enfermedades venéreas, se hicieran otras que concienciaran a la gente de que cuando se tiene gripe, lo mejor que uno puede hacer es meterse en la camita -¡qué suerte!- y reducir así el riesgo de contagio en la medida de lo posible. Pero no, en lugar de eso lo que vemos en la tele son cantidad de anuncios de distintos fármacos que te invitan y animan a no quedarte en casa por un “simple” resfriado o proceso gripal. ¡No, hombre no!: vete a trabajar, a comer con tus amigos y si tienes fuerzas, por supuesto no dejes de acudir a tu gimnasio. Supongo que es predicar en el desierto porque para empezar, por ejemplo, son las propias empresas las que ven mal que alguien con gripe se quede unos días en casa cuando deberían darse cuenta que mejor eso que no tener a los cuatro días a media plantilla colgada de un cleenex y con los ojos vidriosos que apenas pueden mirar la pantalla de su ordenador.
     
    Poco más que contaros, aunque ya véis que en realidad, lo que se dice contar, no es que os haya contado mucho. Ahora sí que voy a ver si me echo un ratito y luego si el tiempo lo permite, saldremos a dar un paseo. La temperatura es más que agradable y lo único que pudiera entorpecer mis planes sería esa lluvia que por desgracia, se anuncia para esta tarde.
     
    Como quien no quiere la cosa mañana ya es jueves y hemos dejado atrás la primera mitad del mes de enero. Si es que cuando queramos darnos cuenta tenemos ya la primavera a la vuelta de la esquina. -¿Pero qué estoy haciendo?: ¿ya pensando en la primavera? ¿Dónde quedó eso de “vivir el presente”? Tengo que repasar mis apuntes de mindfulness-. Portaros bien -mejor que yo al menos-, sobre todo abrigaros y protegeros de los virus, un fuerte abrazo … “y mañana más”.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook