Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 22
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo salud

    Ndy2015.4

    El presente muere en el pasado y el futuro nace en el presente

    http://youtu.be/Dfc-Yn43Qeg

    Son poco más de la doce de la noche de este miércoles veintidós de julio, cuando después de tanto tiempo, vuelvo a escribir en el Blog. Como algunos sabéis, hoy es un día un tanto especial para mí, pues cumplo la friolera de cuarenta y tres años. Así que es por ello que he decidido escribir un post para autofelicitarme, "porque yo lo valgo". ¿Os acordáis de este famoso eslogan de la marca L'Oréal Paris? Pues precisamente fue creado allá por el año 1972, en plena revolución social y dentro del nacimiento de un nuevo movimiento feminista. Y como curiosidad os diré que el exitoso eslogan, fue creado no por un gurú de la publicidad, sino por una chica de 23 años, apenas iniciada en ese mundo. Más curioso fue el cambio a "porque tú lo vales" en el año 2000 y finalmente a "porque nosotras lo valemos" en el 2009. Mi capacidad de lectura de mensajes subliminales no da para entender los motivos para el cambio en el pronombre utilizado.

    En fin, que acabo de empezar a escribir y ya me he metido en un berenjenal, que nada tiene que ver con el post y muy poco, si es que tiene algo, con mi cumpleaños. Lo cierto es que los que seguís mis mensajes en Facebook, o mejor dicho, que los sufrís, sabíais que tras los buenos resultados del último TAC de revisión, que realicé hace poco más de una semana, había prometido escribir una nueva entrada en el Blog. Y aquí estoy.

    La principal noticia sería en definitiva esa: que según lo que se desprende del informe en base a dicho TAC, sigo absolutamente limpio. Este verano, si mis cuentas no me fallan, se cumplen los cuatro años desde el segundo trasplante, y son más de cinco desde que me diagnosticaron la enfermedad. Suele hablarse como muchos sabéis, de estos cinco años, como los más críticos, de cara a una posible recaída. Si recordáis, de hecho, yo tuve una muy severa, cuando no había pasado ni un mes del primer trasplante. Tras el segundo, lo que tuve fueron otros pequeños linfomas (lo que se conoce como síndrome linfoproliferativo múltiple), con los que me tocó bregar al tiempo que nacía nuestra pequeña Nadaya, quien no hace falta que os diga (también los que me seguís en Fb podréis corroborarlo), está cada día que pasa más guapa y sobre todo, como todos los niños a su edad (dos años y medio), cada día más espabilada.

    En realidad me apetece mucho más hablaros de ella que de una enfermedad, de la que afortunadamente, sólo me acuerdo, o casi (lo contrario sería mentiros), cuando me toca analítica de revisión y consulta, lo que viene a ser cada dos meses aproximadamente. Lógicamente también me acuerdo en esos días en los que por lo que sea, no me encuentro del todo bien, con pequeños problemas "menores", que de vez en cuando sufro.

    Pero seamos justos: ¿quién me iba a decir hace cinco años que este verano, por ejemplo, iría a cumplir uno de mis sueños, como era el de ver un concierto de ACDC? Pues lo hice, o lo hicimos, ya que podéis suponer, me acompañó Mónica a verlos a Barcelona en el último semana del mes de mayo, coincidiendo además aquel finde, con la Final de la Copa del Rey que disputaban ese sábado, los leones del Athletic de Bilbao frente al Barcelona. Al partido no fuimos, pero disfrutamos de un ambiente espectacular, con decenas de miles de bilbaínos, inundando las calles de la Ciudad Condal. Y por si no hubiéramos tenido bastante ración de conciertos y de rock, este pasado fin de semana, asistimos también a los que en Gijón ofrecieron de forma consecutiva, Elton John y Lenny Kravitz.

    Y es que de momento no puedo de ningún modo quejarme del verano que hasta ahora llevamos. Quizás este año incluso esté disfrutando más de la playa, aunque siempre con la debida moderación, y porque en serio, mi cuerpo es como si no tolerara la exposición al sol directo como antes de la enfermedad. Pero tengo mi colorcito; lo justo, vamos. Y por supuesto lo que no perdono cada vez que bajo a Playa España en Quintes, es la obligada visita al chiringuito, el precioso y coqueto Ipanema.

    Para lo que es mi cumpleaños, en lo que a celebraciones se refiere, os contaré la forma tan original como pienso celebrarlo: de mudanza. Llevábamos ya unas cuantas semanas llevando cosillas al que será nuestra nuevo hogar , pero ha sido esta semana cuando hemos llevado a cabo el mayor movimiento de cajas, por así decirlo. Y mañana, si no hay novedades o imprevistos, remataremos lo principal (porque siempre quedarán cosas que llevar) y por primera vez, y ese será mi verdadero regalo de cumpleaños, dormiremos allí. Y la idea es quedarnos ya de continuo.

    No hace falta que os diga el enorme cambio que supondrá para nuestras vidas el irnos a vivir "al pueblín". Es normal que surjan dudas y hasta cierto miedo, como siempre que se produce un cambio, y en este caso, ¡menudo cambio! Sé que echaré muchísimo menos mi barrio de El Coto, en el que he crecido y vivido durante cuatro décadas. Tengo tantas historias y recuerdos del barrio, que me daría para un libro, ese por ejemplo que siempre digo que voy a escribir y que nunca escribo. Y sé también que echaré igualmente de menos nuestro pisito, en pleno centro del barrio, con sus vistas al Parque de San Nicolás, donde tantas horas pasé durante mi infancia, jugando con mis primos, y donde ahora Nadaya hace lo propio con su prima Carla. Soy de los que cogen quizás excesivo cariño a cosas que no dejan de ser bienes materiales, como el caso de un piso, pero es que también en este caso confluyen tantos factores... Ahora lo que toca es llenar la nueva casa no sólo de ropa y muebles, sino de recuerdos. Y por eso pensé que qué mejor día para comenzar nuestra nueva vida, que el día de mi cumpleaños.

    Otro de los regalos que me proponía también "autoregalarme", era acudir por la tarde a la Villa, donde el Sporting se enfrentará a las siete, al Lealtad, dentro de las citas de pretemporada que el club tiene programadas. Pero no sé por qué me da, que si me ocurre como estos días de intensa mudanza, estaré rendido a más no poder, como para ir hasta Villaciciosa... Aparte de que probablemente, a esa hora, estemos aún en plena faena. No pasa tampoco nada, que lo bueno empezará muy pronto, con nuestro regreso a Primera División y debutando a lo grande, en El Molinón, frente a todo un Real Madrid. ¡Que tiemblen los merengues!

    Volviendo de nuevo a lo que son mis visitas rutinarias al HUCA (la denominación de nuevo HUCA, pienso que va siendo hora de jubilarla), deciros que son casi protocolarias, aunque me resulta agradable encontrarme con el personal de la Unidad, aunque no con todos, porque muchos (especialmente personal de enfermería, ATS y limpieza) se encuentran en la zona de Hospitalización, donde apenas he ido alguna vez, pues se encuentra en la otra punta del hospital, con respecto a donde se hallan las consultas de Hematología y el Hospital de Día. En ese sentido, como ya os comenté en más de una ocasión, hemos perdido mucha relación con esa parte que fue fundamental durante nuestra enfermedad. En otros aspectos, es cierto e indudable que se ha mejorado.

    Y poco más que contaros en este post nocturno, (que de todos modos, esperaré a después del desayuno para publicarlo). Deciros que ya he puesto fin a mis cursos literarios, aunque tal vez me anime a apuntarme a alguna otra actividad, después del verano. Tengo alguna cosa en la cabeza, pero prefiero no anticiparme, por si luego me echo atrás. Con lo que sigo es con el gimnasio, aunque esta semana me la haya tomado de vacaciones, porque bastante ejercicio hago moviendo cajas...

    Comentaros también que este año, de nuevo, volvemos a tener Lotería de Navidad en la Asociación (Astheha). Tendré un talonario por si alguien está interesado. De todos modos, al igual que el año pasado, esperaré un poco para comenzar a repartir millones, que lo de vender para Navidad en pleno mes de Agosto, como que no pega mucho.

    Ahora sí me despido, no sin antes recordaros dos eventos a tener en cuenta para este próximo fin de semana en Quintes. Para empezar el sábado, tendrá lugar el tradicional Festival de la Sidra Casera de Quintes y Quintueles, organizada en esta edición por la SCR Clarín de Quintes. Por allí nos dejaremos caer la "crème de la crème" de ambos pueblos mariñanos. Y por supuesto el domingo, coincidiendo con la festividad de Santa Ana, Misa Solemne y posterior vermouth, con subasta del ramu y amenizado por el grupo de danza Les Xanines de Quintes, grupo al que espero muy pronto, se incorpore Nadaya. Y no quiero tampoco dejar hacer mención, aunque sea ya para el sábado siguiente, uno de agosto, a la fabulosa Bonitada que con motivo de las Fiestas de Granderroble (el que a partir de ahora será mi nuevo barrio), se celebrará bajo una enorme carpa y con la actuación de muy buenas orquestas. Juerga y fartura garantizadas.

    Un fuerte abrazo, disfrutad de este maravilloso verano... "y mañana más".

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook