Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 03
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo salud

    Ndy2015.7

    Nunca dejemos de cuidar y mimar nuestras raíces si queremos los mejores frutos


    https://www.youtube.com/watch?v=GwG49gFzkEI


    Es la una menos cuarto de este lluvioso tres de noviembre, cuando comienzo a escribir el Blog. Lo hago desde una de las estancias del Hospital de Día del HUCA, donde hoy a primerísima hora tenía consulta, para continuar luego con una nueva infusión de inmunoglobulinas. Si recordáis de mi última entrada, de hace poco más de un mes, después de haber pasado casi cinco meses sin recibirlas, mis niveles eran tan bajos que hacían más que probable el que a corto plazo, tuviera que recibir un nuevo "chute", como así ha sido, a pesar de que las cifras no eran ya tan bajas.


    Así que hoy a las siete y media de la mañana, después de un buen madrugón, estaba ya por aquí, dado que mi hematóloga, debido a la enorme acumulación de consultas que tiene programadas en su agenda, prefiere recibirme antes de comenzar teóricamente su jornada laboral, y de este modo, que pueda yo también comenzar cuanto antes con la infusión de las inmunoglobulinas, que como ya os he comentado en más de una ocasión, es un proceso muy pesado por la duración del mismo. Entre premedicación y los cuatro “frascos” de inmunos, podemos estar hablando de cuatro horas largas. Así que lo fundamental es venir con “material” con el que poder entretenerte y sobre todo, con mucha, mucha paciencia. Luego, una vez sentado en tu cómodo sillón de piel, regulable por tramos, y ves todas las salas del Hospital de Día abarrotadas de pacientes, alguno en condiciones realmente penosas, tienes que dar gracias porque tu único problema es que tienes que pasar una mañana en el hospital, leyendo, escribiendo, escuchando música o viendo una película... Sabéis además que con la premedicación, en concreto con el antihistamínico, me quedo dormido como un pajarillo durante al menos un par de horas, así que al final, siendo justos, no es para tanto. Nada como un golpe de realidad para ponerte los pies en el suelo.


    Me ha hecho gracia la casualidad de que esta mañana, al felicitar por su cumpleaños a una antigua compañera de trabajo, que ya no trabaja en la empresa en la que coincidimos, pero que sigue en el sector hospitalario, resulta que hablando (en realidad "guasapeando"), uno de los productos que lleva en su cartera, son precisamente las inmunoglobulinas que me están infundiendo. Le he pedido que transmita a sus jefes, mi petición para ver si son capaces de desarrollar unas más inmunos más "rápidas" de infundir.

    Y hablando de felicitar, no puedo dejar pasar ni una sola línea sin dar mi más calurosa y afectuosa felicitación a una pareja de grandes amigos, fieles seguidores de este blog, que tras años y años luchando por un sueño, el de formar una familia, por fin han logrado ver hecho realidad ese deseo y desde esta semana, una pequeña mujercita ha irrumpido en sus vidas como una bendición llegada del cielo. Ya les he dicho en broma que no se fíen, que del cielo a veces también llegan huracanes y lluvias torrenciales; que lo sé por experiencia por Nadaya, que cada día que pasa es más torbellino e inquieta, con una personalidad tan dulce y cariñosa a veces, como caprichosa y desafiante otras. Es la edad, lo sé. ¡Qué os voy a contar a los que sois padres!: que por nada del mundo volveríamos a esa época en la que podías caminar por casa sin ir pisando juguetes a cada paso, ver tu serie favorita por la noche después de cenar, escuchar tu música en el coche, poder hablar con tu pareja sin un pequeño altavoz gritando a tu lado... Pero, ¿a que no la cambiaríais? Pues eso; así que de nuevo, ¡muchísimas felicidades! Por cierto, que la canción de hoy va dedicada a mi pequeña y ya de paso a la suya. Es la que estos días me pide Nadaya una y otra vez cada vez que subimos al coche. La culpa es mía por habérsela puesto la primera vez.


    Volviendo a la consulta de esta mañana, deciros que mis cifras siguen estables, con el hierro un tanto alto, por lo que a ver si puedo volver a retomar el tratamiento para ir eliminando poco a poco ese exceso. Llevaba ahora casi dos meses sin tomarlo, porque andaba con las tripas más sensibles de lo habitual y el exJade, que es como se llama el medicamento en cuestión, entre sus efectos secundarios, uno es el de revolverte el intestino. Como estas últimas semanas me encuentro mejor, hemos decidido comenzar de nuevo con una pequeña dosis, y a ver qué tal lo llevo. Si os soy sincero, lo que peor llevo del exJade es que hay que tomarlo media hora antes del desayuno, con el estómago vacío, y yo que soy de ponerme a desayunar como un loco nada más levantarme, lo de estar media hora haciendo tiempo sin poder llevarme nada a la boca, lo llevo fatal.


    Por otra parte, la semana pasada me vacuné de la gripe, como llevo haciendo desde hace algunos años. Puedo decir que hasta ahora, me ha ido bastante bien, aunque por ejemplo el año pasado pillara igualmente la gripe, dado que la vacuna que me pusieron era contra la gripe A y yo pillé la B. Pero aun así, fue muy leve en comparación con otras personas que conozco que también la pasaron. Crucemos de todos modos los dedos para librarla, sea A, B o C, aunque ya sabéis que mi mayor preocupación en la actualidad, son los virus que Nadaya pueda traerme del cole. Con esos no hay vacunas que valgan. De momento llevo dos de dos.

    Hablando de la peque, que sin duda es lo que más me gusta hacer, (porque además siento que de este modo, quedarán escritos en este blog para cuando ella sea mayor y pueda leerlo, recuerdos y anécdotas que de otro modo podrían perderse), antes de ayer, cuando me vio como otras tantas veces, tomando mis pastillas con el desayuno, me preguntó también como tantas veces, por qué las tomaba, a lo que le respondí con la misma respuesta que siempre le doy: "porque papá está un poco malito", si bien ella en esta ocasión me respondió con esa inocencia propia solo de los niños: "¿y por qué papá está siempre malito?". Tuve que contener la emoción y sólo pude responderle con una sonrisa "no siempre, amore". Con el tiempo entenderá por lo que pasó su padre y la verdadera importancia de las cosas. Ella es inteligente y seguro que lo hará mejor que yo, que aún no lo entiendo del todo.


    Por contaros otra de Nadaya, esta más divertida pero no menos ocurrente, el viernes creo que fue, mientras ella tecleaba en el portátil, con un documento word abierto, pues le encanta ver cómo surgen las letras en la pantalla del ordenador, de repente, al ver aparecer la cedilla (ya sabéis, la ç), se quedó sorprendida y me preguntó qué letra era aquella. Le dije que la cedilla era una ce especial. Se quedó por un momento pensativa y añadió riendo: "¡sí!, ¡es una ce que está haciendo pipí! No me digáis que no es bueno...


    Del cole deciros que lo lleva ya bastante mejor, lo que para mí es un gran alivio. Esta semana pasada como en todos los colegios, han estado con esa historia del Halloween, que los que me conocéis sabéis que no me hace mucha gracia que digamos. Más allá de historias o discusiones sobre la tradición o la no tradición, hay una cosa que no entiendo, y es que a niños de apenas tres años ya les estén bombardeando con el Halloween. Si a mí me preguntaran, les diría que preferiría ya puestos, que cuando llegue la Feria de Abril, les disfrazaran a las niñas de sevillanas y a los niños de galantes cordobeses, que seguro iban a estar mucho más guapos. Nadaya el sábado y el domingo no durmió nada bien, rondándole en la cabeza como le rondaban tantas calaveras, monstruos, brujas y demás parafernalia "jalogüerana". No me parece que sea adecuado, pero es lo que hay, aunque como digo, no cuenten en este caso con la voluntad de los padres para este tipo de iniciativas.


    Quería también aprovechar esta entrada para hablaros de otro Blog, que en este caso escribe mi queridísimo primo Roberto, el padrino de Nadaya. Os invito a que lo visitéis en http://postalytal.tk/es/ porque sin duda merece la pena y con ello conoceréis un montón de curiosidades sobre antiguas postales (algunas de principios del sXX) que obran en poder de su mujer. Cada entrada nos regala así un enorme trabajo de documentación a partir de una postal y os aseguro que su lectura es realmente amena. Siempre he dicho que en realidad, el escritor con talento de la familia es él. Lo que pasa es que yo soy más pesado.


    Y poco más que contaros (menos mal, ¿no?). Todavía me encuentro saboreando la victoria del Sporting del fin de semana, que sirvió para paliar en parte el regusto un tanto amargo que nos había dejado la visita a Bilbao; visita que además realicé físicamente, pues me fui para allá con mi suegro y mi padre, pasando todo el día en la preciosa capital vizcaína. Tuve además de este modo la oportunidad de reencontrarme con un gran amigo, que también sigue este blog y a quien le mando un fuerte abrazo (¡y muchísimas gracias por todo!), que nos invitó a comer en un maravilloso restaurante, el Café Iruña, el más antiguo y con mayor solera de Bilbao, inaugurado en 1903. Como digo, fue una jornada inolvidable, donde entre paseo y paseo, tuvimos también tiempo para tomarnos una copa (sé que no debería) en el Jaime, un local también de solera, en las inmediaciones del espectacular nuevo estadio de San Mamés, y que si vais por Bilbao, no debéis dejar de visitar. En resumen, que lo pasamos genial y únicamente la contundente derrota que nos infringieron los leones, nos dejó un poco cabizbajos, pero sólo un poco.


    Esta máquina a la que estoy "enchufado" creo que ahora sí que va a pitar, con lo que tras meterme un poco de suero para limpiar las vías, me iré por fin para casa, que ya tengo ganas de ver a la peque, y para qué os voy a engañar, algo de hambre también. De tarde imagino que comenzaremos a cortar el llagar, que ayer mayamos (a los profanos en el mundo de la sidra les voy a ahorrar la explicación de estos conceptos). Así que con toda seguridad paladearemos algo de sidra dulce, tal vez acompañada de unas castañas asadas. Un amagüestu en toda regla.


    Y ahora sí que me despido. Daros simplemente las gracias por vuestra colaboración con la lotería, que ya he agotado, cuando falta aún más de mes y medio para el Sorteo de Navidad. Si alguno todavía estuviera todavía interesado, puede remitirse a la Asociación, http://astheha.es/ , o hacérmelo saber, e intentaría conseguirle alguna papeleta que pudiera quedar por ahí “perdida”.


    ¡Me voy! Publicaré la entrada esta tarde después de comer y descansar un poco. La próxima visita al hospital está prevista para mediados del mes de diciembre, justo antes del mencionado sorteo. Un fuerte abrazo a todos, abrigaros bien que comienza el duro otoño... y mañana más.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook