Enrique Álvarez, nuevo campeón de Asturias

23.04.2008 | 02:00
Enrique Álvarez.
Enrique Álvarez.

Gijón, V. LLANEZA VEGA


El joven Enrique Álvarez (MF, 2337 de elo FIDE) certificó el pasado sábado en el Centro Asturiano de La Habana (Mareo, Gijón) la consecución de su primer título regional, éxito merecidísimo a tenor del excelente juego desplegado por el grupista gijonés y sus espectaculares resultados. Kike, que sólo ha cedido en una partida -la de la sexta ronda ante el maestro Agüera- y se ha impuesto en las restantes, se encuentra con siete puntos a falta de la disputa y se ha venido mostrando como el mejor sin discusión. Álvarez se deshizo, con las piezas negras, de todo un Francisco de San Claudio (MF, 2268), dando un paso ya definitivo -sólo un improbable cúmulo de resultados adversos podría apartarle del triunfo final- pues aventaja en un punto entero a Mario Olea, el segundo clasificado.


San Claudio (Ensidesa) no inquietó con una variante Moscú la defensa siciliana de Enrique; obtuvo un prometedor peón pasado en «d5», pero perdió uno dado lo expuesto de su rey. Ese efectivo extra le sirvió a Álvarez, previa simplificación de material, para alcanzar un final favorable para sus intereses, y no falló, impecable. La jornada fue redonda para el líder toda vez que en el segundo tablero Olea no pasó de las tablas ante su compañero del CTD Ciudad Naranco Luis Marcos, el jugador cadete revelación del torneo. Luis jugó de forma ambiciosa contra la defensa francesa de Mario y éste se defendió con corrección de las complicaciones que Pinto le tendió. Un final de torres con peón de más no fue suficiente renta para que Olea materializara el punto dado que Luis, cuyo juego ha madurado esta temporada de forma significativa, mostró una buena técnica en la última parte del juego: tablas muy luchadas, ochenta y ocho movimientos.


También se registraron sendos empates en las mesas tres y cuatro, donde los máximos favoritos al comienzo, Javier Agüera e Iván González, ya entonces sin opciones al campeonato, pero luchando por subir al podio, no pudieron imponer su teórica superioridad ante los también avezados trebejistas Ignacio Bajo y Javier Fidalgo, notables ambos. Ahora los cuatro tienen cinco puntos. Los mismos que Luis Marcos.


Fantástico guión el que desarrollaron sobre el tablero Agüera y Bajo, de gran interés táctico para los aficionados. Javier se quedó con una torre y un caballo frente a dama por parte de Nacho. El rey de Bajo tuvo que realizar una intrépida excursión de un lado al otro del tablero -desde «g8» hasta «a6» nada menos- para salvarse. Se produjo una triple repetición en una posición en la que ambos bandos disponían de mortales amenazas. Más tranquilo fue el desarrollo de la partida que enfrentó a Javier Fidalgo e Iván González, aunque ninguno de ellos fue conformista.


«Tomatillo» dispuso de dos peones como compensación a la calidad sacrificada, pero Fidalgo no se dejó intimidar y, llegados a un final de alfiles de distinto color, todo se equilibró, acordándose el empate. Interesantes resultaron las victorias de Martien Hellinga e Iván Díaz sobre Alejandro Ortiz e Iván F. Torre; de esta manera Hellinga y Díaz se unen al grupo de cinco puntos.


Por abajo no hay nada vendido ni mucho menos; ya retirado José María Díaz, luchan por la permanencia Pedro Méndez (2,5), Rubén F. Cueto (2,5), Ángel L. Garrido (2,5), Eduardo F. Palacio (3), Enrique Aparicio (3) Jesús López de Lerma (3) y Javier Menéndez (3).

En Segunda Enrique Cabello, tras entablar ante Fermín Jordi, saborea, con seis puntos y medio, el ascenso a la máxima categoría. Jordi se queda con cinco y medio, en tanto que con seis se han situado Daniel Canteli y Jesús M. Calleja, que se impusieron a Alesandra Suárez y Manuel Bazán, respectivamente. Por lo que respecta a la prueba de Tercera, hasta cinco jugadores comparten la primera plaza y se encuentran con un pie y medio, cuando no los dos, en Segunda. Se trata de Ismael F. Castelao, José M. D. Caramazana, Mario Larrea, Pablo A. Ballesteros y Eloy G. Cuervo.

El sábado, de nuevo a partir de las cuatro de la tarde, y en el mismo escenario, tenemos el desenlace, con prácticamente todo por dilucidar.

Enlaces recomendados: Premios Cine