«Tres temporadas jugándonosla a una carta es como para pensárselo»

 
Xabier Guerediaga, entrenador y jugador del Oviedo Rugby.
Xabier Guerediaga, entrenador y jugador del Oviedo Rugby. m.r.

Oviedo, M. RODRÍGUEZ

Llegó al Oviedo Rugby Club en la temporada 92/93 y desde entonces no ha parado ni un solo instante de trabajar, como jugador, como entrenador, como coordinador de equipos y como impulsor de la cantera. La vida del quince del oso no se entendería en parte sin estudiar la evolución de Xavier Guerediaga Pérez-Nanclares, quien, al borde de los 42 años de edad, no descarta la posibilidad de seguir un año más en activo. Comenzó la temporada volcado en los más pequeños de la entidad, pero las necesidades del primer equipo lo obligaron a saltar al campo, incluso a hacerse desde Navidades también con las riendas técnicas del equipo. Salvada la categoría una temporada más en la promoción, es tiempo de hacer balance. Estos días, la directiva que preside Jaime Martínez le hablará del proyecto de futuro, aunque él, como hombre de club que es, ya sabe lo que le tocará: trabajar, trabajar y trabajar.

-El equipo se ha salvado, ¿objetivo cumplido?

-Si hablamos del primer equipo sí. El objetivo inicial era ése. Nos marcamos como meta al principio de la temporada seguir en la División de Honor B porque creíamos que había un bloque humano para ello, y porque por tradición Oviedo se merece como poco estar aquí. Además es una referencia y una motivación para la cantera. Cuanto más alto estés, mejor. Pero, además, el equipo de Segunda, el juvenil y el cadete se han proclamado campeones de la Liga regional. Ha sido un buen año.

-¿Cuál es su balance personal?
-Sinceramente, partíamos con unas expectativas iniciales más ambiciosas, que no hemos podido cumplir por diferentes circunstancias. Al final, siempre que te la tienes que jugar a una promoción para mantener la categoría se puede hablar de un pequeño fracaso. Era un año complicado, con un nuevo cambio de entrenador. Cogió el equipo Dani Rojas, junto a Matías Herrera, y se fue incorporando gente joven. Son jugadores de mucha calidad, con mucho potencial, pero estamos inmersos en pleno cambio generacional, y esto siempre es complicado. En cuanto consigamos darle continuidad al proyecto irá para arriba seguro. Por motivos laborales y personales Dani Rojas lo tuvo muy difícil para ser constante en la disciplina que requiere el equipo, y la directiva me pidió que cogiera las riendas a mediados de diciembre.

-¿Son demasiadas temporadas en la cuerda floja?

-Partimos con la ventaja de que sabemos que se pueden dar finales de Liga apretados, promociones, y tenemos en estas circunstancias mucha experiencia. Lo que pasa es que sí es cierto que tres temporadas jugándonosla a una carta igual es como para pensárselo. Estos días estamos planificando la temporada siguiente con la directiva.

-¿Qué se puede hacer en el futuro para no verse tan ahogados al final?

-Es importante que los refuerzos, primero, sean de verdad refuerzos, que vengan a sumar y apoyar al bloque tan joven que tenemos, y que lleguen a principios de temporada. Hasta ahora salíamos con lo puesto, y se reforzaba a medida que se iba necesitando. La idea es conformar un bloque desde el principio. El problema es el de siempre, los recursos económicos. Yo reconozco que la pasada temporada dije al principio que el equipo estaba capacitado para hacer una buena temporada, pero hay trayectorias que cuesta cambiar. Teníamos gente muy buena, pero estuvimos algo justos a la hora de entrenar. Sería muy bueno mantener el bloque, porque, además, de aquí a tres años se van a incorporar de los equipos inferiores una serie de jugadores que, si conseguimos que se queden con nosotros, nos van a dar mucho juego. El problema es el de siempre, que por estudios se pueden ir de Oviedo, y otros se beneficiarán de ese trabajo.

-¿Y cómo está la cantera?

-En un gran momento. Al Campeonato de Asturias de Gijón hemos presentado equipos de todas las categorías. Desde alevines, pasando por benjamines, prebenjamines, y jabatos, que son los más pequeños, entre 6 y 8 años. Tenemos de todo, y con un nivel muy bueno para trabajar. Tenemos también niñas. De hecho, María Aurora, que nació en 2003, es la más pequeñita.

-¿Ya intuye cuál será su cometido en el club en la temporada 2008/2009?

-Seguiré seguro con lo que me propuse hace unos años y que ha dado resultado, el trabajo con los peques. Y echando una mano con todo, lo que me pidan. En mí se puede ver esa figura del coordinador, por la experiencia, pero conmigo está trabajando un grupo de colaboradores que empujan muy fuerte. Si te refieres al primer equipo, siempre me dicen: «Venga, otro año, el último». Físicamente estoy bien, aunque terminé tocado la temporada. Si me preguntas si me veo todo el año entrenando a tope, viajando, pues te digo que no. Pero si empiezo la pretemporada con el resto, para ser uno más desde luego que no puedo descartar nada. Pero ahora toca descansar, y ya veremos...

Buscador de deportes

Ranking de la liga

NBA

Imágenes del día

La actualidad en fotografías

La actualidad en fotografías

Todas las fotografías de las noticias en una única página

 
Enlaces recomendados: Premios Cine