Indecente carrera docente

29.04.2008 | 04:30

Vaya por delante mi reconocimiento de que el presente título no es seguramente el más adecuado por lo indecente, naturalmente, ya que difícilmente se puede calificar algo que no existe más que como futurible.
El caso es que no siendo más que eso, ya está causando bastantes problemas entre sus teóricos destinatarios, los profesores no universitarios. El invento se ha convertido en una especie de piedra de escándalo, pues mientras que unos (no importa el número) se han adherido al futurible sin identificar, otros (tampoco importa la cantidad) hemos decidido no adherirnos, por imposibilidad metafísica, a algo que todavía no existe.
Así las cosas, los padres de la nonata criatura han decidido que a los adherentes al parto por llegar (no importa que venga neñu o neña) se les premie con un plus de productividad, mientras que a los no adherentes se les prive de dicho complemento.
A poco que uno se pare a pensar, enseguida se da cuenta de que esa productividad no es otra cosa que el trabajo de aplaudir el evento mediante una simple firma, un gran trabajo, sin duda, si lo medimos en términos de rentabilidad, porque, de no ser así, solamente se le podría catalogar como un penoso cargo de conciencia (¿por qué cargo y no carga?, me pregunto).
Conviene que la opinión pública, en general, y los que se dedican a labores de inspección, en particular, conozcan el ambiente moral que se respira en los centros y sepan por qué los profesores no adherentes, encabezados por los sindicatos más representativos del sector, nos manifestamos periódicamente delante de la Junta para protestar no sólo por la flagrante discriminación, sino, sobre todo, por el lacerante insulto a la profesión.
Ésta es la educación que dicen que quieren que transmitamos a nuestros alumnos: educación crítica y en valores. Firmar un papel en blanco, ¿puede tener algún parecido con el pensamiento crítico? En cuanto a lo de los valores, la cosa es bastante más clara: se trata, naturalmente, de valores monetarios, y a cualquier precio.

Ismael Almanza Riesco
Pola de Siero

Enlaces recomendados: Premios Cine