Gracias, maestro

10.05.2008 | 04:31

La semana pasada se dio a conocer la inesperada noticia del cambio de la dirección artística de la Joven Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, por la cual el maestro Yuri Nasushkin ha sido relegado de sus funciones. Así, siendo nosotros alumnos de su aula y, a su vez, habiendo sido integrantes de la orquesta, nos encontramos muy apenados por lo mucho que ha supuesto en nuestra educación musical.
No podemos olvidar su entera dedicación durante todos estos años, pues ha sido todo un impulso dentro de la escena musical asturiana, propagándola por países como Alemania, Finlandia o Portugal, y eso sin contar con los innumerables conciertos ofrecidos por toda la geografía española.
Cabe resaltar su labor pedagógica y humana que nos ha transmitido tanto conocimiento y experiencia permaneciendo al frente de la orquesta tanto en los buenos como en los malos momentos.
Así, el objetivo de este escrito es rendir un sentido homenaje al maestro Yuri Nasushkin, pues ha sido toda una batuta dentro de nuestra educación musical. A su vez, esperamos que las autoridades pertinentes le rindan el homenaje oportuno, pues su desinteresada dedicación y su ciega desvivencia son dignas de todos los honores.
No obstante, nos gustaría ofrecer nuestros mejores deseos a la Joven Orquesta del Principado de Asturias en su nueva andadura, teniendo hecha la parte más difícil del camino, y es que la huella artística y musical que el maestro Yuri Nasushkin ha dejado a su paso es imborrable.
Gracias, de todo corazón.

Blanca Sáenz de Miera Olivera y trece firmas más,
alumnos de Yuri Nasushkin
Oviedo

Enlaces recomendados: Premios Cine