Gracias por salvarme la vida

 04:30  

A las 12.00 horas del mediodía por poco me atropella el tren. No fue así gracias a que el conductor frenó. Que me perdone por todas las molestias que le pude ocasionar, mil perdones porque estoy tan sorda que él me pitó pero yo no lo oí, ni lo vi y me quedé tan pancha.
Me quedé mirando al tren y pensando: «Qué hará aquí parado con tanta gente». Ahora sé que fue por mi culpa porque me lo dijeron los vecinos.
Chaval, que muchísimas gracias al conductor por salvarme la vida a mí y a «Nano», mi perrín, que antes me avisaba pero ahora está como yo, no oye y ve muy mal.
Soy una señora de 75 años y «Nano» tiene 14 años, así que ya estamos jubilados los dos, pero estamos vivos gracias al conductor del tren.
Mil perdones mozu, que cada día estoy peor y muchas gracias.

Josefa Martínez Redondo
Ribadesella

Enlaces recomendados: Premios Cine