Xente mui maleducao

11.05.2008 | 02:08

El domingu día 20 d´abril tuvimos trabayando una amiga y yo na preba de la sidra de La Gascona. Un trabayu bien cenciellu: recoyer los votos de la xente al llagar que más-yos prestaba y apuntar el so nome y DNI. Aparentemente nengún problema.
El problema llegó según entamó a llenase aquello de xente. Habíala mui simpático, que te facía la coña y reíeste un poco. Otra que te dexaba los datos, votaba y yá. Pero, por desgracia, ésta yera la menos. La mayoría llegaba yá de focicos porque tenía qu´esperar (miles de persones na cai y namás dos meses pa votar), enfadábense porque teníen que dar los datos, colábense y rodiaben la mesa de manera qu´hubo momentos (los más) que yo tenía xente delantre, detrás, pelos llaos... gritando y reñendo porque nun teníen tola mañana, una situación poco agradable pal que ta trabayando. Pues eso nun ye too. A esos de les 12, lleváronnos a la mesa, tanto a la mio compañera como a min, un platu con dalgo d´embutíu, quesu y un poco pan por si mos entraba la fame. A parte de nun tener tiempu ni pa mirar pa ello, la xente servíase como si tuviera nuna barra llibre, intentaben llevar el platu enteru y encima enfadábense y gritábente cuando-yos dicíes qu´esa comida nun yera suya. A la horra de zarrar la «mesa electoral», por supuesto siguía la xente votando y esperando: pues les persones que quedaron ensin votar pusiéronse como fieres y dedicáronse a xiblar, gritar y casi insultar.
Y yo pienso pa min, si un domingu pela mañana, tando de folixa tomado unos culetes, la xente ponse asina por una votación ridícula sin nengún tipo de relevancia, ¿cómo viven el so día a día? Tamos arrodiaos de contratos basura, pisos a precios impagables y too eso tan agradable colo que convivimos tolos díes, ¿por qué nun usamos esa mala lleche pa lluchar por una vida uno poco meyor? Pues por cobardía. Ye muncho más fácil increpar a una probe que tá ehí sacando dos duros un domingu pela mañana, qu´engardiase col bancu o col xefe, y asina sentímonos meyor, sabiendo que polo menos podemos pasar penriba de dalguién, tenga o non la culpa de lo que nos pasa tolos díes.
Pues non xente, les coses nun son asina. Tengamos un poco de respetu pol que tenemos delantre y un poco d´educación, que ser educáu nun cuesta nada.

Sonia Cabal
Uviéu

Enlaces recomendados: Premios Cine