San Isidro perdió 130.000 esquiadores, pese a ser la estación española que más prolongó la campaña

El complejo leonés, que cierra aún hoy la temporada, ofrece más de 7,2 kilómetros, repartidos en 7 pistas, y espesores de hasta 40 centímetros

 
Esquiadores, en la parte baja de San Isidro.
Esquiadores, en la parte baja de San Isidro. fernando geijo

La Cordillera cierra hoy, con San Isidro, una de las peores campañas de esquí de los últimos años. En línea con lo que ha sucedido en Fuentes de Invierno y en Valgrande-Pajares, y a falta de que la Diputación ofrezca el balance oficial, el complejo leonés echa el cierre con un descenso en torno al 50 por ciento de usuarios con respecto al ejercicio precedente. Las instalaciones despiden el curso con 7,2 kilómetros operativos, repartidos en dos pistas verdes, dos azules y tres rojas. Los espesores, de nieve de calidad húmeda, oscilan entre los 15 y los 40 centímetros.

Mieres del Camino,

José A. ORDÓÑEZ


La estación de San Isidro pone hoy punto final a la temporada de esquí en la Cordillera. Más de dos semanas después de que cerraran Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno, la instalación leonesa clausura una de las campañas más flojas de los últimos años. A falta de que la Diputación de León ofrezca los datos oficiales, puede darse por seguro, ya que el complejo ha perdido en torno al 50 por ciento de esquiadores con respecto al curso pasado, cuando tuvo 270.291 usuarios.

El balance de San Isidro, la principal estación de esquí del Noroeste, estará en sintonía con los de Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno, que, en conjunto, han registrado un descenso de cerca del 40 por ciento de esquiadores con respecto a la temporada 2006-2007. En concreto, Valgrande-Pajares acogió este curso a 53.864 usuarios, frente a los algo más de 93.000 de la campaña precedente, tras abrir al público 93 de los 142 días de la temporada. Por su lado, Fuentes de Invierno contabilizó 3.951 esquiadores en las veinte jornadas en las que mantuvo actividad. El pasado año, cuando abrió un par de semanas en período de pruebas y con pases gratuitos, concitó a 8.994 usuarios.

Para esta última jornada de la temporada, San Isidro ofrece a los esquiadores un dominio esquiable de 7,2 kilómetros repartidos en dos pistas verdes, dos azules y tres rojas de las zonas de Cebolledo y de Requejines. Los espesores, de nieve de calidad húmeda, oscilan entre los 15 y los 40 centímetros. La temperatura, ayer, a mediodía, rondaba los 10 grados en la zona alta del complejo invernal.

En principio, San Isidro iba a cerrar la temporada el pasado jueves. Sin embargo, la Diputación de León decidió alargarla hasta hoy, con el objetivo de aprovechar el puente de mayo.

Enlaces recomendados: Premios Cine