ÚLTIMA HORA
Operación policial en Cambrils relacionada con el atentado de Barcelona

Las Ubiñas llevan 4 años sin accidentes mortales, tras sumar 17 fallecidos en un cuarto de siglo

La Guardia Civil de Montaña relaciona la ausencia de accidentes con la falta de nieve y la mejora meteorológica

 
El macizo de Las Ubiñas.
El macizo de Las Ubiñas. fernando geijo
 NOTICIAS RELACIONADAS

La tregua que el macizo de Las Ubiñas parece haber ofrecido a los montañeros dura ya cuatro años. Desde que a principios de 2004 fallecieran tres aficionados en menos de 24 horas, esta estribación no se ha cobrado más víctimas mortales. Desde principios de los ochenta han muerto en las Ubiñas 17 personas.

Las Ubiñas (Lena),

David MONTAÑÉS


El macizo de Las Ubiñas, la principal estribación montañosa del centro de la Cordillera, ha cerrado el cuarto invierno consecutivo sin tener que lamentar accidentes mortales. De esta forma, este visitado enclave ha abierto una ventana de tranquilidad rompiendo una nefasta racha de siniestralidad. Desde el inicio de la década de los ochenta, han muerto en esta elevación caliza 17 montañeros. Un frío recuento que esconde muchas familias rotas por el dolor. Los expertos en salvamento relacionan el positivo balance del último lustro, en especial, con las benignas condiciones meteorológicas que se han registrado en el citado período de tiempo. Señalan que no sólo ha nevado bastante menos de lo habitual, también se han suavizado las heladas, lo que se ha traducido en una disminución del peligro.


La unidad de rescate de la Guardia Civil de Mieres apenas ha tenido que intervenir este año en Las Ubiñas. La ausencia de accidentes mortales se apoya en una general ausencia de contratiempos graves: «Apenas hemos tenido que realizar salidas en la zona, con actuaciones sin gravedad como torceduras de tobillos», explicaron a este diario los responsables del servicio. La ausencia de nieve parece haber dado una tregua a los equipos de salvamento: «Con mal tiempo y mucha nieve, este macizo debe ser considerado como de alta montaña, algo que no asumen muchos aficionados sin la experiencia necesaria», subraya José Luis Llamazares, responsable del grupo de salvamento de la Guardia Civil, una unidad con gran reputación tanto dentro como fuera de la región.


Los equipos de rescate consideran que muchos aficionados no son plenamente conscientes de las numerosas «trampas» que esconde este conjunto de montañas que, en algunos casos, asoman por encima de los 2.400 metros de altitud. Si bien los últimos inviernos han sido relativamente tranquilos en Las Ubiñas, la historia de este macizo está salpicada por frecuentes tragedias. La última ocurrió hace algo más de cuatro años. En enero de 2004 fallecieron en esta estribación tres montañeros en menos de 24 horas. Un joven deportista lenense falleció cuando descendía de Peña Ubiña, la joya de la corona de esta gran elevación caliza. Sin tiempo para digerir el drama, otros dos montañeros, maestros de profesión, perdieron la vida al caer desde 50 metros en el pico Fariñento, a pocos metros de Peña Ubiña. La Guardia Civil alzó entonces la voz para solicitar a los montañeros que acuden a Las Ubiñas máxima precaución. Este llamamiento, unido a la tregua meteorológica, perece haber contribuido a reducir al mínimo los disgustos.


La Federación de Montaña también advierte de que las épocas más peligrosas son el inicio del invierno y la primavera. Este año, sin embargo, esta última estación tampoco está siendo complicada para los montañeros, ya que el deshielo apenas existe. «El único problema es que ha llovido mucho y hay, lógicamente, mucha agua», matiza Llamazares. Montañeros como Ángel Fernández Ortega, directivo de la Federación de Montaña, consideran que uno de los problemas de Las Ubiñas son sus buenas comunicaciones: « Al contar con buenos accesos muchos no perciben el peligro de la alta montaña», apunta. La proximidad con el mar contribuye con una meteorología rápidamente alterable, provocando frecuentes y peligrosas emboscadas. Así, los expertos alertan del peligro constante de accidentes. La inestabilidad de la nieve también preocupa a los grupos de rescate, tras cuatro años sin que se registren muertes. En verano, el entorno de Peña Ubiña, la joya de la corona de este paraje lenense, muestra su faz más plácida, con rutas sencillas carentes de peligro.

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya