El Alcalde reclamará que sea la Fundación Barredo la que frene el deterioro del pozo

Luis María García afirma que en la entidad están representadas las instituciones con responsabilidades en la vieja mina de Mieres

 12:42  
Pintadas en la sala de máquinas del antiguo pozo Barredo, que había sido restaurada hace dos años.
Pintadas en la sala de máquinas del antiguo pozo Barredo, que había sido restaurada hace dos años. fernando geijo

Mieres del Camino,

Julio VIVAS

«La Fundación Barredo debería ser la encargada de frenar el actual abandono que sufre el pozo». Así lo afirmó el alcalde de Mieres, Luis María García, que justifica su reclamación al señalar que la entidad «engloba a todas las instituciones que tienen relación con la antigua explotación, ya que es complicado cargar la responsabilidad sobre una». Asimismo, el regidor aseguró que ya había contactado con anterioridad con la consejería de Industria, patrono de la fundación, «para ver si se podía buscar una solución desde la entidad».


La Fundación Barredo, dedicada principalmente a la investigación y formación, está integrada por la Universidad de Oviedo, el Gobierno del Principado de Asturias, Hunosa y los ayuntamientos de Mieres y Siero. La entidad no es la principal responsable del pozo, cuya plataforma fue cedida a la Universidad de Oviedo para que le diese uso como zona de recreo ligada al complejo universitario de Mieres y muestra del patrimonio industrial minero. Sin embargo, tanto la fundación, como Hunosa, tienen acceso a las instalaciones para el desarrollo de su actividad investigadora. Pese a la inversión de 1,7 millones de euros que se hizo en las instalaciones para su recuperación, actualmente presentan un aspecto desolador, llenas de pintadas y con residuos de todo tipo.


En opinión del regidor, «no se puede cargar la responsabilidad sólo sobre la Universidad, sobre todo teniendo en cuenta lo ajustado que tiene el presupuesto». Por eso, según Luis María García, «sería mejor que la Fundación Barredo se hiciese cargo de ello y encontrase una solución, que podría pasar por el cierre total de las instalaciones o poner guardas de seguridad».


El alcalde de Mieres criticó con dureza los actos vandálicos que se han dado en el pozo minero, «sobre todo aquellos que embadurnan las paredes de pintadas, rompen las cristaleras y tiran botellas de cristal, no tienen sentido alguno del civismo». También denunció Luis María García la postura tomada por los grupos de la oposición municipal al culpar al equipo de Gobierno de «dejadez» en el pozo Barredo. «Es indignante la utilización política que hacen de los problemas del concejo, porque parece que todo va en detrimento de la capacidad de gestión del Ayuntamiento», señaló García. En su opinión, tanto PP como IU, «no hacen más que adoptar posturas patéticas cuando desconocen totalmente la situación, de la que no se hubiesen enterado si no se hubiese hecho pública».

Enlaces recomendados: Premios Cine