Turón quiere salvar la iglesia de San Martín

El párroco se plantea clausurar el templo ante su grave deterioro y los feligreses organizan festivales de coros y rastrillos para recaudar los 300.000 euros necesarios para su reparación

12.02.2012 | 04:37
Fachada exterior de la iglesia de San Martín, en el valle mierense de Turón.
Fachada exterior de la iglesia de San Martín, en el valle mierense de Turón.

Turón (Mieres),

Julio VIVAS

La iglesia de San Martín, en el valle de Turón, sigue en peligro. El mal estado de su cubierta precisa de una inversión de aproximadamente 300.000 euros y el párroco, Rafael Menéndez, piensa incluso en cerrar sus puertas ante la imposibilidad de acometer los trabajos de restauración. Sin embargo, en momentos de crisis, se agudiza el ingenio y los feligreses de esta parroquia están dispuestos a hacer «lo que sea» por lograr que se mantenga en pie.


El párroco señaló que hace unos meses se organizó un festival coral, «una iniciativa muy importante, ya que logramos recaudar 2.000 euros, aunque es sólo una pequeña parte del dinero necesario». Por ello, ya se está trabajando en una segunda edición que tendrá lugar, inicialmente, el próximo 23 de marzo.


Pero esta no es la única forma de recaudar dinero para la iglesia. Desde hace varias semanas, los feligreses organizan un pequeño mercado dominical a la salida de misa. «Colaboran muchos, unos aportan empanadas, otros bizcochos y tartas. Todo lo que se saque con estos productos caseros va para la obra de la parroquia», explica Rafael Menéndez, quien también hizo hincapié en la «inestimable» colaboración de la confitería turonesa «La Gloria» y la cocinera del hogar del jubilado, que «siempre nos traen algo para el mercado».


Junto a estas iniciativas, el párroco también explica que «se han hecho otros rastrillos y hay incluso un grupo de feligreses que están haciendo una especie de asociación para recabar fondos con las cuotas mensuales». También los hay que hacen aportaciones propias, «algunas bastante importantes, mientras que otros dan lo que pueden, que siempre se agradece», señala. Con todas estas iniciativas, el párroco se muestra esperanzado, aunque afirma que «el tiempo no corre a nuestro favor, el otro día tuve que oficiar un funeral entre goteras».


El párroco también ha solicitado ayuda al Obispado de Oviedo, «quienes me han garantizado que tendremos la mayor subvención, pero eso sólo son unos 11.000 ó 12.000 euros, que nos da para pagar la redacción del proyecto de mejora». En cuanto a la posibilidad de solicitar ayuda a Patrimonio, Menéndez señaló que «la iglesia no es demasiado antigua, data de la década de los años 40 del pasado siglo, con lo que no es suficiente para que el Principado nos ayude con las obras». Aún así, el sacerdote apuntó que «lo estamos mirando para que no quede una puerta sin tocar».


Mientras llega el dinero, Rafael Menéndez y sus feligreses seguirán luchando por salvar este templo que, a pesar de su «juventud», forma parte de la historia del valle de Turón.

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine