El comedor de Amicos sirvió 7.903 menús el año pasado, un 13% más que en 2011

Los responsables de la cocina solidaria de Mieres advierten de que sus instalaciones se está quedando pequeñas ante el aumento de la demanda

 02:17  
Voluntarios del comedor social de Amicos se preparan para servir las comidas.
Voluntarios del comedor social de Amicos se preparan para servir las comidas. fernando geijo

Mieres del Camino,

C. M. BASTEIRO

El comedor social de la Asociación mierense de cocina solidaria (Amicos) sirvió el pasado año un total de 7.903 menús, 950 más que en 2011. Las peticiones de comida crecieron, por lo tanto, un 13,6 por ciento en un año y en la asociación temen que la cifra siga subiendo. No obstante, desde Amicos aseguran que la solidaridad también está creciendo como la espuma, pero las instalaciones se están quedando pequeñas ante el incremento de la demanda.


«El comedor tiene capacidad para 26 comensales», señaló ayer el presidente de la asociación, Carlos Muñiz. Desde hace unos meses, Amicos registra una media de 39 usuarios diarios y los responsables del colectivo aseguran que las instalaciones ya no dan más de sí. Además del comedor, según Muñiz, «la cocina tampoco está a la altura de las circunstancias, porque tenemos un sitio pequeño y se nos hace difícil soportar en este espacio el nivel de trabajo».


Los responsables de Amicos iniciarán los contactos con las administraciones para encontrar una solución. El comedor solidario de Mieres comenzó a funcionar en el año 2000 y, con el paso del tiempo, su labor se ha hecho más necesaria. Desde el principio, los responsables de la asociación cuentan con el apoyo de la Fundación Alimerka, Eroski y el Banco de Alimentos. Los socios de Amicos también aportan periódicamente donativos y se reciben ayudas puntuales de particulares.


La Peña Sportinguista de Mieres impulsa anualmente la campaña «Carro solidario», que consiste en una recogida de alimentos para Amicos. Suele convocarse en diciembre, pero el pasado año se retrasó y empezará un poco más tarde. «Recibimos una donación extra del Banco de Alimentos y acordamos el aplazamiento de la actividad para espaciar las campañas en el tiempo», explicó ayer Muñiz.


La comida no les falta, aunque la demanda crece día a día. Amicos ofrece diariamente un menú, revisado por un nutricionista, a personas del concejo que atraviesan una situación complicada. Para acceder al programa, los beneficiarios tienen que cumplir con una serie de condiciones que revisa periódicamente la trabajadora social del comedor. Los primeros años, Amicos atendió sobre todo a personas con adicciones o inmigrantes que se encontraban solos en el país. El perfil de los usuarios, con la llegada de la crisis, también ha cambiado.


Cada vez hay más familias que acuden al comedor. «Tenemos tres familias que vienen asiduamente y tememos que este número pueda aumentar», señaló el presidente de Amicos. Además del almuerzo, el comedor social también entrega una bolsa de picnic a los beneficiarios que incluye bocadillo, bebida y postre.


Detrás de las cifras de usuarios hay nombres e historias. Detrás del trabajo en el comedor social, hay varios voluntarios que ofrecen mucho sin pedir nada a cambio. «Recibimos mucho cariño», aseguran los responsables del comedor social, que trabajan cerca de ocho horas diarias.


Entre ellos están Pilar García y Nico Álvarez, que llevan trabajando en Amicos más de cinco años. También ayudan en la cocina Pilar Álvarez y Carmen Domínguez, ambas recién incorporadas al equipo, y Verónica Morantes ejerce desinteresadamente como asistente social. Su padre, Manuel Morantes, lleva años ayudando en la logística y recogida de alimentos para Amicos.


«Son los verdaderos protagonistas, los que trabajan por sacar esto adelante», aseguró Carlos Muñiz. El responsable de Amicos también agradeció la colaboración desinteresada de los vecinos que ponen su granito de arena y las entidades que colaboran con el comedor.


El aumento en el número de comidas atendidas en Amicos es una tendencia que se viene repitiendo en los últimos años. El número de usuarios del comedor social se duplicó entre 2008 y 2010. En dos años, Amicos pasó de servir 3.302 comidas a 6.933. Desde entonces, el número no ha dejado de crecer.

Los datos


Menús en 2012


Amicos sirvió un total de 7.903 comidas en 2012. Se trata de un incremento del 13,6 por ciento frente a los menús servidos en 2011.


La tendencia


Desde que estalló la crisis, los datos de usuarios han crecido, aunque los responsables del comedor social también notan un aumento en la solidaridad.


El doble de usuarios


El número de usuarios en el comedor social de Mieres se disparó entre los años 2008 y 2010. En dos años, la cifra se duplicó y los responsables de Amicos pasaron de servir 3.302 a 6.933 comidas.


Los efectos


La asociación advierte de que las instalaciones, tanto cocina como comedor, se están quedando pequeñas para la demanda actual.

Enlaces recomendados: Premios Cine
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica