Las seis viviendas públicas de Ablaña reciben treinta solicitudes

Los pisos se encuentran en los edificios de las antiguas escuelas, que se rehabilitaron con 233.000 euros

07.08.2015 | 05:33
Uno de los edificios de las escuelas convertido en viviendas. fernando geijo

La convocatoria para optar a una de las seis viviendas públicas ubicadas en las antiguas escuelas de Ablaña, en Mieres, que terminó ayer, se cerró con una treintena de solicitudes. Así lo confirmaron fuentes municipales, que destacaron el interés que han despertado estas viviendas entre la población del concejo. Tras la finalización del proceso para la solicitud, comenzará ahora la tramitación para la adjudicación de estas casas, cuyo precio de alquiler se adaptará a las circunstancias económicas de las familias que finalmente las ocupen.

En todo caso, este precio de alquiler de las viviendas no podrá superar los 173,22 euros mensuales para los pisos más pequeños, ni los 211,88 euros para los más grandes, tal y como se especifica en la convocatoria publicada por el Gobierno regional. Cuatro de esas viviendas de alquiler son de dos dormitorios y los otras dos de uno.

Los interesados en optar a una de estas viviendas tenían que cumplir una serie de requisitos que serán analizados en esta segunda fase del proceso de adjudicación. De este modo, no podrán tener otra vivienda en propiedad, deberán tener permiso de residencia y haber vivido ininterrumpidamente o haber trabajado en el concejo de Mieres con, al menos, dos años de antelación. También se requería estar empadronado en el municipio a fecha de la solicitud.

Las viviendas de Ablaña resultaron de la rehabilitación de las antiguas escuelas de este pueblo mierense. En total, se hicieron seis pisos, todos con una superficie útil de entre 42,42 y 51,89 metros cuadrados. Eso sí, las obras terminaron en mayo de 2012 y han tenido que pasar tres años para que las viviendas salieran a adjudicación, ya que diversos problemas burocráticos impidieron que el proceso comenzara antes. El Ayuntamiento de Mieres no pudo ceder las viviendas al Principado de Asturias hasta principios de este año porque había un escollo con una finca anexa a las escuelas que finalmente se consiguió adecuar porque no estaba registrada como propiedad municipal. Este trámite, conocido como expediente de dominio, ha hecho que el proceso de cesión se alargase durante tanto tiempo. Lo que debería haber sido un trámite, con la presentación de un expediente de dominio ante el Registro de la Propiedad, se convirtió en un gran obstáculo. Y es que, según las fuentes municipales consultadas, los servicios técnicos de la casa pusieron muchas trabas a las propuestas planteadas por el Gobierno local. Esto hacía que el expediente fuese reformado en diversas ocasiones sin llegar a tramitarse.

La reforma de las escuelas, que fue contratada a la constructora de El Corte Inglés, salió a concurso con un presupuesto base de 456.211 euros y un plazo de ejecución de cinco meses. La firma adjudicataria se comprometió a realizar los trabajos en sólo dos meses y por 233.595 euros, aproximadamente la mitad del precio presupuestado. La constructora acabó cumpliendo sus plazos y entregó la obra a tiempo. Procesos similares al de Ablaña están en marcha en diversos concejos, como San Martín y Laviana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine