Los ganaderos denuncian un nuevo ataque de lobos en el límite entre Morcín y Mieres

Manuel Remis ya ha perdido 26 cabras este verano y no ha sido indemnizado

19.08.2015 | 05:17
Remis, junto a los restos de una de sus cabras muertas en Morcín.

El lobo actuó en la comarca del Caudal de nuevo. El ganadero morciniego Manuel Remis, que asegura que este verano ya ha perdido 26 cabras a causa de los cánidos, denunció un nuevo ataque a su ganadería que se saldó con otras dos animales muertos. "Es insostenible", aseguró el ganadero que, además, afirmó que los miembros de la Guardería del Principado no quisieron acercarse a su parcela para estudiar los indicios del ataque y confirmar la presencia de cánidos. Los ganaderos afirman que hay una familia de lobos asentada en la comarca, una opinión que comparten los cazadores ante el "drástico descenso" en la población de jabalíes.

Manuel Remis se llevó la desagradable sorpresa ayer por la mañana, al llegar a su parcela. Está en el monte Frechura, un alto de difícil acceso en el municipio de Morcín, limítrofe con el monte Llosorio. "Estaban las dos cabras tiradas en mitad del prau, comidas prácticamente enteras", aseguró este vecino de Morcín. Se ha encontrado con el mismo panorama más de quince veces en lo que va de verano: "He tenido unas pérdidas grandísimas y la Consejería (de Desarrollo Rural y Recursos Naturales) hace poco o nada por mí. No me han indemnizado en ningún caso".

La situación empeoró ayer cuando los miembros de la Guardería del Principado, según la versión de Remis, no quisieron acceder a la parcela. "Me dijeron que yo tenía que bajar a buscarlos y no estoy dispuesto, me operaron hace poco de una rodilla y no puedo andar arriba y abajo mucho. Deberían estar preparados ellos para acceder a donde haga falta", aseguró el ganadero. Esta respuesta de los responsables regionales le sentó mal, porque "demuestra que no tienen ningún interés en nuestra labor ni por el mantenimiento de este importante sector".

La Asociación de ganaderos afectados por el lobo (Agall) sí le apoya. Los responsables de la entidad destacaron que "el caso de este ganadero es muy sangrante, pero el resto del sector no está pasando tampoco por un buen momento". "Tanta desconfianza, tantos informes negativos, están acabando con nuestra paciencia", añadieron. La presencia de lobos, dijeron, "está confirmada y ha habido muchos avistamientos durante el último verano". El Principado anunció hace unos días que se había abatido un ejemplar en el Llosorio. Lo localizaron a través de un sistema de vigilancia instalado en los árboles del monte.

Menos jabalíes

Lo dicen los ganaderos y lo confirman los cazadores. Antonio Martín, presidente del Coto de Caza de Mieres, destacó que "la presencia de lobos puede ser uno de los motivos por los que la población de jabalíes ha descendido de forma drástica este verano". No tiene números concretos, pero hablan por los daños que se han producido. El año pasado, por estas fechas, los jabalíes habían causado daños por 54.000 euros. En este momento, la cuantía alcanza los 20.000 euros. El pago de destrozos ha descendido, por tanto, más de la mitad: "Es la primera vez que se produce una reducción tan drástica", afirmó el responsable del Coto de Caza de Mieres, uno de los principales espacios cinegéticos en la comarca del Caudal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine