La piscina de Vega de Arriba tendrá de nuevo actividades tras más de 20 meses

El gobierno local de IU saca a concurso la contratación de monitores para el gimnasio y para los cursos de deportes acuáticos que se ofertarán

10.09.2015 | 04:04
Uno de los socorristas de Vega de Arriba, en el primer día de funcionamiento tras la reapertura.

La piscina municipal de Mieres volverá a contar con actividades deportivas tras más de 20 meses. El Gobierno local de IU ha sacado a concurso tres plazas de monitor tanto para el gimnasio como para los cursillos de gimnasia acuática que se lleven a cabo en las instalaciones de Vega de Arriba. Desde la reapertura de la piscina, el pasado mes de abril, el Ayuntamiento de Mieres no había hecho pública aún su oferta de actividades dentro de este centro deportivo.

Desde que el equipo de Aníbal Vázquez decidiese asumir la gestión del equipamiento, que desde su apertura estuvo en manos de la empresa Emtesport, las instalaciones de Vega de Arriba han sufrido una serie de vicisitudes que hicieron que después de permaneces durante casi un año y medio cerradas, cuando reabrieron no lo hicieran con todos los servicios de antaño.

Izquierda Unida tomó la decisión de "remunicipalizar" la piscina mierense dentro del segundo paquete de medidas de ahorro para cumplir con el plan de ajuste derivado del plan de pago a proveedores que el Gobierno del PP había impulsado para reducir la deuda de los ayuntamientos. El 31 diciembre de 2013, la empresa Emtesport tuvo que empaquetar los bártulos y dejar las instalaciones después de ser la compañía que gestionase el centro desde su inauguración a mediados de la pasada década.

En un principio, el gobierno local había hablado de que la clausura del equipamiento iba a durar unas semanas. Sin embargo, diversos problemas fueron dilatando el reestreno, que duró 16 meses. Las piedras en el camino de la recuperación de la gestión por parte de IU fueron variadas. La primera de ellas fue el estado de las instalaciones, que no estaban en la situación idónea. El equipo de Aníbal Vázquez tuvo que acometer unas obras de reparación, que se extendieron durante semanas. Otro de los embrollos en torno a la piscina de Vega de Arriba se produjo con el personal. El Ayuntamiento tuvo que hacer un concurso de traslados para enviar operarios de otros servicios a hacerse cargo de las instalaciones deportivas. Este proceso administrativo conllevó varias semanas, lo que retrasó más aún la apertura.

Y ya por último, llegaba la contratación de los socorristas. El equipo de gobierno vio como, primero, la Intervención municipal ponía reparos a los pliegos de condiciones, algo que, como no, generó más retraso. Y una vez que se consiguió sacar a concurso el servicio, y que las empresas presentaron ofertas, una de ellas decidió recurrir, provocando más dilatación. Finalmente, en abril de este año, la piscina abría. Sin embargo, lo hacía sin monitores para el gimnasio ni para las actividades acuáticas.

Ahora, IU ha sacado por fin estos lotes a concurso. En total, se contratará el servicio por un plazo de tres años, con una prórroga de una anualidad prevista. En total, se ofertan tres lotes con un presupuesto de 297.424 euros. Dos de ellos tienen un importe inicial de 32.293 euros al año, mientras que el precio para el tercero de los lotes se ha establecido 25.348 euros. El plazo de presentación de candidaturas terminará dentro de 15 días, lo que hace prever que las actividades no se ofertarán hasta, al menos, octubre, casi dos años después del cierre de las instalaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine