Lne.es »
Las consecuencias de las obras para la Alta Velocidad

El Adif invirtió 40 millones para reparar el daño causado por la Variante en Lena

Los vecinos de los pueblos afectados están descontentos con el resultado, que califican de "chapuza", y exigen una rehabilitación más eficiente

23.11.2015 | 04:16
Uno de los túneles de la Variante, a la altura de Los Pontones.

La cicatriz que han dejado las obras de la variante ferroviaria de Pajares en Lena es profunda y será difícil de borrar. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha invertido ya cuarenta millones de euros en la reparación de daños, según los datos que maneja el Ayuntamiento lenense, pero los vecinos de los pueblos afectados siguen sin estar satisfechos con los resultados. En algunas localidades califican las labores llevadas a cabo como "chapuza" y exigen una reparación más profunda. Las quejas se multiplican con el paso del tiempo y el organismo responsable de las obras, dependiente del Gobierno central, responde ahora que no tiene más fondos para dedicar a estas labores.

Los datos sobre la recuperación del concejo están en el Consistorio. Los responsables municipales aseguran que los cuarenta millones de euros se han repartido entre la reforma de carreteras, plantaciones para la reforestación de vertederos y mejora de los sistemas de canalización y distribución de aguas. También en la reparación de viviendas y accesos, deteriorados por la perforación de los túneles o el paso incesante de maquinaria pesada durante el grueso de las obras de la Variante.

Hubo algunas obras que terminaron con éxito. Este es el caso de la reforma del palacio Bernaldo de Quirós de Ronzón, conocido como La Casona y declarado Bien de Interés Cultural (BIC). La estructura del inmueble estaba deteriorada por la perforación de los túneles, que pasaba justo por debajo de la localidad. Adif invirtió más de medio millón de euros en devolver el esplendor a esta emblemática casona, que lleva dos años reformada pero cerrada al público por falta de presupuesto para dotarla de contenido.

Adif también dejó contentos a los vecinos de Tiós. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias dotó al pueblo lenense de una mejor conexión con la carretera que da acceso al parque natural de Las Ubiñas. El acceso original había resultado muy dañado por el paso de camiones a un vertedero, que también se reforestó sin que hasta ahora haya ninguna crítica sobre las labores.

La satisfacción de algunos pueblos es sólo la excepción que confirma la regla. En Campomanes llevan años reclamando dos arreglos que no llegan: la mejora del firme de la carretera, muy agrietada por el tráfico, y la pintura de las viviendas más próximas a la carretera general. La asociación de vecinos de esta localidad critica que el polvo generado por el paso de los camiones ha deteriorado las paredes. Más serio aún es el problema del suministro de agua al pueblo. Según los vecinos, el agua que llega a sus casas está "sucia" en muchas ocasiones y, en otras, aparece con exceso de cloro. Los portavoces del colectivo vecinal aseguran que esta situación está generada por los vertidos de la obra al río, aunque los análisis realizados en el agua confirman que es potable. Aún así, el mal aspecto del líquido hace que muchos habitantes de Campomanes lleven años consumiendo únicamente agua embotellada.

Friovivo

Los problemas no terminan ahí. En Sotiello, los vecinos han criticado daños en accesos y en un puente. La ocupación por parte de las UTE encargadas de la obra en una parcela anexa a la antigua nave de Friovivo impidió el alquiler de las instalaciones. Varios empresarios habían mostrado su interés en la nave pero, finalmente, terminaron por abandonar y llevar sus proyectos fuera del concejo. "Nos han quitado el futuro, porque son puestos de trabajo que perdemos", criticaron los vecinos.

Las quejas se han extendido ahora al entorno de La Cortina. En la localidad, Adif ha reforestado una parcela que sirvió como vertedero para la tierra que salió de los túneles de la variante de Pajares. Los vecinos aseguran ahora que la plantación en la zona, que incluyó más de 24.000 arbustos, está "mal hecha". Tanto es así que las estacas que sirven como guías para que las plantas crezcan están muy afiladas y han causado heridas en varias reses. La última víctima fue una yegua que estuvo a punto de morir tras espetarse un trozo de madera en el costado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine