15 de diciembre de 2015
15.12.2015

Los vecinos pedirán declarar la ruina de dos iglesias en Lena

Los pueblos de Tuiza y El Quempu exigen al Arzobispado "una intervención urgente" para no derribar los templos

15.12.2015 | 04:18
Las obras en la iglesia de El Quempu, durante el verano.

Los vecinos de El Quempu y Tuiza, dos localidades de Lena, están cansados de esperar por financiación del Arzobispado para poder arreglar sus iglesias. Tanto es así que están estudiando pedir al Ayuntamiento la declaración como ruina de ambos templos para acometer un derribo. Aseguran que los inmuebles "no son seguros" y no pueden acoger oficios religiosos, a menos que se acometa una reforma integral.

El problema de los vecinos de El Quempu viene ya de lejos. En 2012, había tantas goteras que el pueblo no pudo festejar dentro del pueblo a su patrona: la Virgen de los Acebos. "Llovía tanto dentro como afuera", aseguró el párroco de la localidad, Antonio López. Párroco y vecinos acudieron al Arzobispado para reclamar financiación y los responsables de la Iglesia comprometieron una partida que se duplicaría con una subvención bancaria.

Nunca recibieron ni un sólo euro. La asociación de vecinos de El Quempu, Auri Villar, explicó ayer que "no nos dieron nada porque nos dijeron que primero tenían que estar hechas las obras". Les pareció "una locura" y siguieron reclamando una partida a instituciones, entidades bancarias y donantes anónimos.

Sus plegarias dieron resultado y, unos meses más tarde, encontraron a un particular dispuesto a aportar una partida. La financiación sólo podía cubrir una parte de la obra, pero los vecinos decidieron empezar una sextaferia para que el pueblo celebrara la Primera Comunión de cinco niños.

Los niños fueron los primeros que recibieron el Sacramento en la iglesia de El Quempu desde hace más de tres décadas. Un acto muy emocionante, pero que no reportó ningún beneficio económico: "Se lo comunicamos al Arzobispado para que vieran que sí hay actividad en la localidad y vinieron a visitar la iglesia", afirmó Villar. La respuesta de los responsables de la Iglesia siguió siendo la misma: hasta que las obras no estén finalizadas, no habrá ni un sólo euro.

La iglesia está ahora reformada en un setenta por ciento, pero falta la parte "más complicada". Según Auri Villar, "el campanario y la entrada están sin tocar y son muy inestables, puede resultar peligroso entrar en la iglesia si no hacemos algo rápido". Si no logran financiación, la solución que barajan es declarar el templo en estado de ruina: "No nos dejan más salida y para nosotros es muy doloroso. Muchos nos hemos criado aquí y no entendemos el pueblo sin esta capilla, pero no podemos permitir que los vecinos vivan en peligro", afirmó la presidenta de la asociación de vecinos.

En su peculiar "cruzada" llegaron a reclamar que una parte de la iglesia se convirtiera en un centro social. Una catalogación que les abriría más puertas a la hora de obtener ayudas. La respuesta del Arzobispado fue un no rotundo: "Nos dijeron que si estábamos locos", destacó Villar. Con los ánimos ya un poco bajos, los vecinos de El Quempu han encontrado apoyo en la localidad de Tuiza. La iglesia del pueblo está también en una situación "muy precaria" y tampoco recibe atención, según los vecinos, del Arzobispado. Dan un plazo de dos meses para que la Iglesia tome medidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine