Lne.es »

Los vecinos denuncian que el abandono del Museo de los Quesos aumenta su deterioro

Los colectivos de La Foz aseguran que el parqué y las puertas ya se han dañado, y exigen que se tomen medidas urgentes

04.03.2016 | 10:22
El museo de los Quesos Asturianos, en La Foz de Morcín, ayer.

Las antiguas tolvas del pozo Monsacro poseen bajo su espectacular estructura uno de los edificios más emblemáticos de las comarcas mineras por su singularidad. Sin embargo, esa joya que lleva una década construida, lleva el mismo tiempo cerrada. La falta de fondos para su equipamiento unido a la falta de acuerdos para lograr sacar adelante los proyectos que para el edificio se plantearon, ha dejado al inmueble que iba a ser destinado a construir el Museo de los Quesos en una situación límite. Los vecinos de la zona denuncian que el inmueble sigue deteriorándose por el desuso. Los últimos desperfectos: el parqué hinchado y las puertas dañadas.

El último plazo que se había dado el gobierno local de Morcín, en manos del PSOE, era abrir el inmueble a comienzos de este año. Tampoco esta fecha se cumplirá. Al final, todos los requerimientos, reuniones y peticiones de fondos para sacar adelante la apertura del museo de los Quesos Asturianos se han quedado en agua de borrajas, y el enclave sigue sin actividad. Es más, está vallado por seguridad, ya que el deterioro progresivo de un inmueble que ni siquiera ha sido estrenado puede ser peligroso para los vecinos que se acerquen o incluso para algún niño que fuera a jugar a la explanada del inmueble.

Algunos vecinos de la localidad de La Foz han denunciado que las últimas lluvias han seguido provocando graves daños en un inmueble cuya obra de construcción costó al final cerca de un millón de euros. Según explican el suelo del enclave, de parqué, se ha abombado por la humedad en varios puntos. Además, también aseguran que este mismo motivo, las humedades, han provocado que las puertas también se hayan hinchado. No son los primeros daños que sufre por abandono o por vandalismo el recinto. También hace meses aparecieron cerraduras forzadas y cristales rotos.

La puesta en marcha del equipamiento museístico no podrá ser inmediata. El Ayuntamiento de Morcín ya calculaba a finales del pasado año que sería necesaria una inversión de unos 200.000 euros para reparar los daños, aunque a tenor de lo denunciado por los vecinos, esta cantidad podría incrementarse. Por el momento no hay partida presupuestaria prevista, y al haberse prorrogado las cuentas regionales, o bien hay modificaciones de crédito, o Morcín se quedará de nuevo sin ninguna inversión para el Museo de los Quesos Asturianos, que si bien contó en su día con 800.000 euros de fondos mineros para su equipamiento, la supresión de estas partidas dejó al inmueble sin opciones de desarrollo.

Respecto al contenido del centro para cuando pueda abrir sus puertas, asociaciones como la Hermandad de La Probe o la Cofradía de Amigos de los Nabos ya se han ofrecido para colaborar en el desarrollo de actividades y en llenar con su contenido alguna de las partes del inmueble. De hecho, los gestores del actual museo de la Lechería ya han puesto a disposición del Ayuntamiento su colección para que sea traspasada al nuevo museo. Además, los Amigos de los Nabos también estarían dispuestos a aportar una exposición permanente con recuerdos de los mejores momentos de sus Grandes Capítulos.

Sin embargo, otro escollo que separa al inmueble de su apertura son los gastos de mantenimiento. Las asociaciones ya han asegurado que ellas podrían gestionar el centro, pero siempre y cuando el Ayuntamiento se haga cargo de abonar el seguro y los gastos de suministro energético. Por el momento, todo está en el aire, y el museo sigue curando como un queso viejo que no sabe cuando podrá ser catado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine