ÚLTIMA HORA

Los vecinos critican la ineficacia policial ante las denuncias por ruidos en el parque de La Luz

«Prau Picón» asegura que las juergas van en aumento, cualquier día de la semana, pese a las promesas municipales

 05:36  
La zona infantil del parque de La Luz. / manuel noval moro
La zona infantil del parque de La Luz. / manuel noval moro 
 NOTICIAS RELACIONADAS
  La situación.  Centro

Pola de Siero,


Manuel NOVAL MORO


Los problemas en el parque de la Luz, de Pola de Siero, van en aumento en vez de solucionarse, a juzgar por lo que dice la Asociación «Prau Picón», de la que forman parte los vecinos afectados. Los ruidos a altas horas, y cualquier día de la semana, siguen desquiciando a los vecinos, especialmente a los del edificio situado frente al parque infantil. Esta semana, sin ir más lejos, hubo dos episodios que terminaron en denuncias a la Policía y que, según los afectados, «demostraron que denunciar no sirve para nada, porque ni la Policía Local ni la Nacional hacen nunca nada».


El primero de ellos tuvo lugar el jueves, según la asociación, a causa de un grupo de ocho personas que «estuvieron cantando y montando escándalo en el parque infantil» y también «fumando hachís». Los vecinos denunciaron los hechos y, al ver que llegaba la Policía, el grupo «escondió el hachís en una jardinera; nosotros avisamos a la Policía de que estaba por allí, pero no lo encontraron; entonces, no pudieron detenerlos. Cuando se fue la Policía, uno de ellos lo encontró».


Al día siguiente, la bulla fue mayor. «Hubo un momento en el que había 22 personas montando jaleo, tanto adultos como menores, y era la una de la madrugada». Volvieron a denunciar, y llegaron dos patrullas de la Policía Local y una de la Nacional, «pero ninguna de ellas hizo nada; los dispersaron un poco, pero cuando la Policía se fue muchos de ellos volvieron». No lo entienden, ya que «hay unas normas que se deben cumplir, y no se están cumpliendo».


Los vecinos se sienten «impotentes» al ver que sus denuncias no sirven de nada o incluso los colocan en peor situación, ya que «nos increpan y amenazan en cuanto nos asomamos a la ventana». Y lo que más los molesta es que los acusen de «racistas» por protestar, ya que los que hacen ruido suelen ser gitanos. Ellos creen que se trata de un «racismo a la inversa», ya que se están protegiendo comportamientos incívicos por miedo a actuar sobre una minoría étnica.


«Prau Picón» pidió hace ya tres meses una reunión con la Jefatura Superior de Policía de Asturias para tratar de este asunto, ya que considera que la Policía no está haciendo lo que debe, pero hasta ahora no ha obtenido respuestas. Hay vecinos que se están planteando, incluso, denunciar al Ayuntamiento por daños psicológicos o morales.


Según aseguran, pese a promesas, reuniones y comisiones de seguridad, y pese a estar la sede de la Policía Local en la zona, la situación está cada vez peor.

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VICENTE A. MONTES

Curas de la Pola

Mañana tendrá lugar la toma de posesión como párroco de S. Pedro de Pola de Siero de don Juan Manuel Hevia Fisas, dos metros de cura para sustituir...

 
 

Parando en Villalpando

De Maxi Rodríguez

De Maxi Rodríguez

Consulta todos los artículos de «Parando en Villalpando» con las ilustraciones de Mortiner

 
Enlaces recomendados: Premios Cine