Los políticos sí se entienden en la Villa

El PP, Foro, el PSOE e Ideas apelan a la «responsabilidad política» para respaldar en bloque los presupuestos, una unión que choca con el enfrentamiento regional

02.03.2012 | 04:23
el pacto de la manzana. Javier García Bedriñana (PSOE), Fernando Pando (Ideas) y José Felgueres (PP) escenificaron ayer junto a «La exaltación de la manzana» de Úrculo, su unión. Foro Asturias, que también selló el pacto presupuestario, disculpó su ausencia por no poder asistir ningún miembro. | m. menéndez
el pacto de la manzana. Javier García Bedriñana (PSOE), Fernando Pando (Ideas) y José Felgueres (PP) escenificaron ayer junto a «La exaltación de la manzana» de Úrculo, su unión. Foro Asturias, que también selló el pacto presupuestario, disculpó su ausencia por no poder asistir ningún miembro. | m. menéndez

Villaviciosa,


Mariola MENÉNDEZ


Los políticos sí que pactan en Villaviciosa -al menos, para cosas puntuales-. Desde el miércoles hay presupuestos para este año con el respaldo de prácticamente toda la Corporación: del Gobierno, del PP, y de la mayoría de la oposición -Foro Asturias, el PSOE e Ideas-. No hubo rechazo, sólo se abstuvieron los tres ediles no adscritos (ex del PSOE), que dicen haber tomado esa posición porque sabían que con ella no impedirían su aprobación, lo que en el fondo también es un respaldo.


Y esto no tendría nada de especial si no fuera porque PP, PSOE y Foro andan la greña en Asturias y en la mayor parte de los ayuntamientos. Más si se tienen en cuenta que en poco más de tres semanas habrá unas elecciones regionales convocadas, precisamente, porque Foro Asturias, en el Gobierno regional, no pudo sacar adelante su proyecto presupuestario. Unos y otros se acusan mutuamente de cerrarse en banda y no querer negociar.


Nada que ver con lo que ocurre en Villaviciosa, donde el acuerdo tiene más mérito si se tiene en cuenta de que se aprueba un presupuesto después de dos años de prórroga. Una prórroga que se produjo porque en 2009 los socios de gobierno de entonces (PP y URAS) se pusieron de acuerdo para aprobarlo.


Cosa que el PP sí ha logrado ahora en minoría y sin socios de gobierno. Los protagonista del que bien podría llamarse el «pacto de la manzana» hablan para LA NUEVA ESPAÑA de cómo alcanzaron el entendimiento.


«En Villaviciosa estamos dando un ejemplo al resto de Asturias: si hay voluntad de diálogo, se consigue», defiende el Alcalde, Jose Felgueres. «Me hubiera gustado que se aprobaran por unanimidad». El portavoz de Ideas, Fernando Pando, cree que en el fondo las cuentas se han aprobado por unanimidad, ya que el propio representante de los concejales no adscritos, Manuel Tuero, reconoció en el Pleno, que la de ellos fue una «abstención positiva» porque eran conscientes de que con su abstención no perjudicarían la aprobación de las cuentas.


Y es que Villaviciosa no podría permitirse una nueva prórroga. El líder del grupo municipal socialista, Javier García Bedriñana, sostiene que sería «una hecatombe otro año más sin presupuestos porque serían irreales. Apostamos por unos presupuestos para la Villa». Priman así el beneficio de los villaviciosinos sobre sus intereses políticos, aunque esto no quita que hayan enmendado la propuesta realizada por el Gobierno local y hayan sido críticos con éste y con algunas de sus propuestas. Unos y otros argumentan su voto a favor por «responsabilidad» hacia los ciudadanos.


Jose Felgueres se propuso desde el principio lograr el consenso de todos los partidos. Fueron necesarios meses de negociación en los que recogió las propuestas de la oposición. «Se aceptaron todas las que no iban en contra de la esencia de los presupuestos: que fueran realistas con los ingresos, austeros, con contención del gasto para conseguir el objetivo de reducir el déficit y mantener la calidad de los servicios», apunta.


Foro ha dado su visto bueno a las cuentas, aunque quieren dejar claro que su apoyo es más por responsabilidad que por gustarles el presupuesto. Por eso rechazan que se haya llegado a un pacto, según ellos. Y la portavoz, Ana López, reprocha al Alcalde no haber tenido «espíritu dialogante y conciliador» para hacer el borrador.

Enlaces recomendados: Premios Cine