23 de mayo de 2012
23.05.2012

Gumersindo Baragaño: «Nadie se acuerda de los segundos, nadie se acuerda del arroz»

El militar retirado pregonó la fiesta
del arroz negro con alioli en San Cucao

23.03.2012 | 04:41
Baragaño pronuncia el pregón ante la atenta mirada de Gustavo González.

San Cucao (Llanera),


Lucas BLANCO


«Con el caso del arroz queda probado que nadie se acuerda de los segundos, no encontré el nombre de este cereal en ninguno de los tres libros gordos que hay en todas las casas: la Biblia, "El Quijote" y la guía telefónica». Con buenas dosis de información, alguna pizca de humor y un guiño emocionado a un compañero fallecido pregonó ayer el coronel Gumersindo Baragaño la fiesta gastronómica dedicada al arroz negro con alioli que tuvo lugar en el restaurante Casa Carlos de la localidad llanerense de San Cucao. Participaron unos setenta invitados, entre los que se encontraban numerosos expertos gastronómicos y amigos del organizador, Gustavo González Izquierdo.


El militar, nacido en Granda en 1934, ya retirado y actualmente presidente de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas de la Guardia Civil de Asturias, comenzó su discurso hablando de las propiedades del arroz con cierta ironía, asegurando que era positivo, entre otras cosas, para «eliminar la celulitis, prevenir las molestias menstruales y hacer eliminar las arrugas». Unas afirmaciones que despertaron las carcajadas, sobre todo, del numeroso público femenino.


No obstante, no sólo el humor tuvo cabida en el pregón, pues en su exposición Baragaño también se emocionó recordando una anécdota con su amigo y compañero de armas, ya fallecido, Alberto Puig. «Recuerdo cuando Berto me decía que con el arroz negro nunca podía faltar el alioli», dijo con la voz un tanto temblorosa el militar, haciendo un guiño al plato homenajeado y sentenciando con un «siempre se van los mejores» las referencias a su amigo y colega de profesión.


Los aplausos fueron los encargados de poner punto final a un pregón que dio paso a la degustación del menú. Los caramelos de morcilla, los frixuelos rellenos y los dados de lomo prepararon el camino a un plato de arroz negro con alioli que triunfó entre todos los presentes y fue especialmente saboreado por las cofradías gastronómicas ovetenses de Los Quesos y Doña Gontrodo, así como la Cofradía del Quesu Gamonéu de Cangas de Onís y la Cofradía de Los Nabos de Morcín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine