Siero, Noreña y Llanera

La Pola no olvida la Peña Careses

Más de cien personas participan en la marcha de «Picu Fariu», que ha cambiado su carácter reivindicativo por el lúdico al lograr la protección de la zona

26.03.2012 | 05:47
Los participantes en la marcha, ayer, instantes antes de salir de Pola de Siero.
Los participantes en la marcha, ayer, instantes antes de salir de Pola de Siero.

Pola de Siero,


Franco TORRE


Los polesos no se olvidan de Peña Careses. Más de un centenar de personas participaron ayer en la decimoquinta edición de la marcha popular a la emblemática cumbre, una actividad organizada por el grupo de montaña Picu Fariu, que tenía en origen un claro componente reivindicativo y que pasados los años y lograda la defensa de la peña que reclamaba el colectivo montañero se ha asentado como una jornada lúdica.


«Consideramos que se ha logrado ya la protección legal de la peña, que era lo que buscábamos al instaurar esta marcha. Pero la implicación de la gente ha permitido que la actividad sobreviva, ya como una jornada lúdica, de reunirnos todos y subir a la peña, que siempre es un placer», señala la presidenta de Picu Fariu, María José Canal.


De hecho, la actividad sirve de cierre a la XIV Semana de montaña del colectivo, que en los días precedentes ha organizado cuatro charlas audiovisuales en el auditorio poleso, en las que han dado cuenta de sus actividades durante el año, además de dar a conocer entre los sierenses las experiencias de montañeros como Santiago Vázquez y Ana Isabel Martínez de Paz, que expusieron sus expediciones en sendas conferencias.


La marcha popular salió ayer, a las 10.35 horas, de los aledaños de la antigua Casa de Cultura. Los participantes tardaron dos horas en llegar hasta la casa rural Peña Careses, donde realizaron una parada de descanso y avituallamiento de media hora. Acto seguido, el grupo retomó la marcha, para hacer cumbre en la Peña Careses cerca de las dos de la tarde.


Los participantes realizaron este último tramo por un camino habilitado y señalizado por el Ayuntamiento, en vez de ascender por el frente de la peña, como se hacía antaño. «Hace tiempo que no se limpia y hay mucha vegetación. De hecho, desde abajo apenas se ve ya la peña, está todo verde. Y con tantos niños como participan es mejor ir por la senda, que es muy bonita y más fácil de transitar», señala Canal.


Precisamente, la nutrida participación infantil es la mejor noticia para los componentes de Picu Fariu, que confían en que la marcha ayude a mantener la afición por el montañismo entre los jóvenes de la zona. «Hay muchos críos, esa es la clave para que sigamos con las actividades, y para garantizar la preservación de la Peña Careses», sintetiza el montañero José Manuel Piniella.

Enlaces recomendados: Premios Cine