El caso Adepas

28.03.2013 | 00:00

Acuerdo marco


Adepas fue excluida del acuerdo marco del Principado para la gestión de plazas de alojamiento para personas con discapacidad para el período 2013-2017 por un error administrativo asumido por la asociación. Esta circunstancia suponía un perjuicio económico importante, ya que ese acuerdo implicaba una subvención de unos 500.000 euros anuales, aproximadamente el 80 por ciento de lo que cuesta mantener abierto el centro.


Usuarios


Tras la exclusión, la Consejería de Bienestar Social prometió a Adepas una solución alternativa. Pero el 28 de diciembre de 2012, apenas tres días antes de que venciera el acuerdo anterior, remitió comunicados a las familias de los 67 usuarios del centro para advertirles de que ya no tenían plaza en Noreña. El colectivo inició entonces una campaña de movilizaciones que llevó a la Consejería y al Ayuntamiento a presentar, apenas unos días después, un acuerdo a tres bandas como la única solución al entuerto.


Propiedad


El hecho de que Adepas mantuviese el centro de Noreña en las instalaciones de la antigua Fundación Rionda, merced a una donación que veta la cesión del inmueble, tumbó la primera propuesta. Posteriormente, la convulsa situación política del Ayuntamiento de Noreña, con el equipo de gobierno en abrumadora minoría y los grupos enfrentados, ralentizó la negociación del acuerdo definitivo.


Licitación


Una vez que el Pleno de Noreña ha aprobado el doble acuerdo, la Consejería debe dar su visto bueno; acto seguido la gestión del centro saldrá a concurso público. Esta segunda parte de la resolución es doblemente compleja, ya que, por un lado, Adepas confía en que se valore su experiencia en Noreña, lo que le daría ventaja, y, por otro, reclama que se paguen los gastos desde el 1 de enero.

Enlaces recomendados: Premios Cine