La faena gallega triunfa en Candás

La Bodeguina de Juan gana el Festival de la Sardina local gracias a la calidad de una materia prima importada de la región vecina por la escasez autóctona

02.08.2015 | 04:40
Por la izquierda, Jony Martínez, Ricardo del Valle padre y Ricardo del Valle hijo posan con el primer premio y las sardinas ganadoras.

La mejor sardina de Candás llegó de Galicia y precisó de unas manos expertas para alcanzar la gloria. El puesto de la Bodeguina de Juan, con Jony Martínez y Ricardo del Valle, padre e hijo, a la cabeza, se alzó ayer con la "Sardina de Oro" en el Festival de la Sardina de Candás. Gracias en gran parte a la gran calidad de una materia prima que tuvo que ser adquirida en la región vecina de Galicia ante la falta de capturas de producto autóctono, en una jornada festiva en la que miles de personas tomaron el paseo de San Antonio de la villa candasina.

En esta ocasión tomaron parte en el concurso siete puestos que durante varias horas vendieron sardinas y otros productos gastronómicos relacionados. A los ganadores se sumaron Casa Repinaldo, que obtuvo la "Sardina de Plata"; la Sidrería Xigrín, que fue tercera; y El Molín del Puertu, Brisas Candasinas, El Llagarón y El Frontón, que fueron todos ellos evaluados por un jurado en el que estuvieron los expertos gastronómicos Pedro Morán, Juan Rivero, Luis Alberto Martínez, Pilar Ramos, David Fernández-Prada y Carlos Maribona.

Precisamente este último recibió la "Sardina de Honor" por su constante enaltecimiento de la calidad de la sardina en sus críticas gastronómicas publicadas en medios de comunicación de difusión nacional que, a juicio de los organizadores del festival, dan prestigio al producto local.

Todo ello tuvo lugar en un ambiente festivo en el que hubo actuaciones folclóricas y las peñas se agolparon en las zonas verdes del paseo para compartir una tarde de diversión y compadreo. Ejemplo de ello es la cada vez más numerosa peña Marraxo, que 21 años después de su constitución volvió al paseo de San Antonio con integrantes de todas las edades. "Algunos somos de Candás y otros allegados como yo", reconocía el sotrondín Isaac Bernardo.

También tuvo especial protagonismo la sidra que, además de acompañar las degustaciones de un jurado que valoró también la limpieza y decoración de los stands, estuvo muy presente en la oferta gastronómica de los puestos y en el caso del de Casa Repinaldo, que este año no pudo repetir el triunfo de la pasada edición en el certamen sardinero, acaparó la atención de los visitantes por su innovador sistema de escanciado. "Es muy original, pues nunca lo había visto", declaró la avilesina Cristina Quiles respecto a unos maniquís ataviados con vestimenta tradicional asturiana que escanciaban sidra con tan sólo tocar un botón. Una innovación que es obra de los sierenses Juan Carlos Canga y Roberto Peso, que el puesto más laureado del Festival de la Sardina hizo propio para deleite de sus numerosos clientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine