Detenido un trabajador que vendía carne de su empresa por su cuenta

El detenido era encargado de la sala de despiece de esta comercializadora de carne y se aprovechó de su puesto así como los contactos que tenía por su actividad laboral para realizar la venta de las piezas de carne

22.09.2015 | 16:09

La Policía Nacional de Siero ha detenido al trabajador de una empresa como el supuesto autor de un delito de apropiación indebida al sustraer carne de esta compañía de comercialización, la cual vendía, en ocasiones bajo pedido, a distintos establecimientos comerciales de la región.

El detenido, encargado de la sala de despiece de esta comercializadora de carne, aprovechó la confianza de los dueños y su puesto de responsabilidad así como los contactos que tenía por su actividad laboral, para realizar la venta de las piezas de carne obteniendo por ello unos elevados beneficios que en el último año podrían ascender hasta los cien mil euros, según destaca la Policía Nacional en un comunicado.

En el momento de la detención el autor se había apropiado de un total de 200 kilogramos de productos cárnicos de diferentes piezas de carne de vacuno y de cerdo, los cuales ocultaba en el interior del maletero de su vehículo particular, estacionado en las inmediaciones del almacén y que serían distribuidas posteriormente.

El precio de mercado de esta mercancía que tenía en el maletero, en el momento de la detención, era de unos 2.000 euros, precio de adquisición de la empresa.

Los propietarios de la sociedad comenzaron a notar desfases en la contabilidad por lo que sospecharon que alguien con algún cargo de responsabilidad estaba defraudando a la empresa.

La investigación llevada a cabo permitió conocer que el encargado de la sala de despiece sustraía diferentes piezas de carne, las cuales vendía, en ocasiones bajo pedido, a distintos establecimientos comerciales de la región, habiendo identificado entre otros compradores a los propietarios de sidrerías, carnicerías, bares y restaurantes.

Esta ilícita actividad se venía produciendo aproximadamente desde hace mas de un año, fecha en la que los responsables de la comercial se habían percatado "del descuadre en los stocks" de mercancías, por lo que iniciaron una investigación interna.

Cuando tuvieron alguna sospecha fundada lo pusieron en conocimiento de la Policía, quien culminó la investigación, que concluyo con la detención, in fraganti del autor, localizando los 200 kilos de carne, en el maletero de su vehículo particular.

La Policía señala que el detenido desde hace bastante tiempo venia sustrayendo algunas pequeñas cantidades, al parecer, para consumo propio.
Como no fue descubierto amplio el círculo de beneficiarios y empezó a vender distintas piezas a sus contactos comerciales ofreciéndoles las piezas de mayor calidad aun precio inferior al de mercado.

Últimamente llego a sustraer determinadas piezas por encargo, tanto de calidad como de peso.

El comunicado policía apunta que la ventas al principio fueron espaciadas en el tiempo para no ser descubierto, pero "poco a poco se fue animando y fue sustrayendo cantidades mayores ante lo bien que le iba el negocio", aunque "el exceso de confianza fue su perdición" tanto por las responsabilidades penales y económicas como por la pérdida de su puesto de trabajo.

La Consejería de Sanidad ha sido informada del hecho, por si se hubiera cometido alguna irregularidad en la distribución de carne fuera de los canales habituales y que pudiera afectar a la salud de los posibles consumidores.

Se han instruido diligencias, las cuales junto con el detenido, han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Pola de Siero en funciones de Guardia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine