Fútbol heroico para los moscones

La exposición histórica del balompié regional, que se remonta a cuando "el balón era el enemigo y se jugaba en huertas", abrió la Semana Cultural de la villa

29.09.2015 | 04:11
El presidente de la Real Federación de Fútbol de Asturias, Maximino Martínez, junto al alcalde, José Luis Trabanco, inaugura la muestra en presencia de miembros de "Amigos de Grado".

Grado se rinde al fútbol asturiano. La décima séptima Semana Cultural, que organiza la asociación "Amigos de Grado" con motivo de la entrega de los galardones "Moscón de Oro" el próximo sábado, comenzó con la inauguración en el polideportivo municipal de la exposición "Cien años de fútbol asturiano" y una conferencia sobre la evolución del deporte en este período a cargo de José Manuel Suárez, jefe de expedición de la selección española sub-21. Este es uno de los actos dirigidos a destacar a la Real Federación de Fútbol de Asturias, premiada con el galardón en categoría internacional junto al maestro y escritor Xosé Lluis Alberdi, en categoría local.

"Es un honor para nosotros recibir este premio por el que pasaron tantas personalidades e instituciones", aseguró Maximino Martínez, presidente de la federación asturiana, antes de recorrer la muestra con el público asistente. Una exposición que refleja la actividad futbolística en la región, sus éxitos, sus jugadores internacionales o el papel de la mujer y las categorías base de los equipos asturianos.

Una evolución que también destacó Suárez en su conferencia, a la que asistieron numerosos jugadores del Club Deportivo Mosconia. Un recorrido a través de la vestimenta, los balones y los terrenos de juego, pasando por el impacto económico y social del fútbol. "Tiene un beneficio social porque el fútbol es educativo, aparte de ser un ocio quita de malos hábitos, es integrador de razas y religiones, previene contra la violencia y la xenofobia, aunque no podemos negar que siempre hay alguien que lo estropea, pero se trata la excepción".

Si la vestimenta de los futbolistas ha cambiado desde la ropa que cada uno tenía en casa a simples camisetas con el escudo, sin numeración, a nuevos tejidos y equipaciones, mucho más impacto ha tenido la evolución de los balones porque "era el mayor enemigo del futbolista". Si hacía sol se resecaba y quedaba duro como una piedra; y si llovía, se cargaba de agua y barro aumentando su peso. "Hay cientos y miles de heridos por las heridas de las correas que cosían la costura", detalló. También han evolucionado los terrenos de juego, "eran auténticas huertas y ahora son moquetas".

Suárez también dio relevancia a la labor altruista de los asturianos que hace cincuenta o sesenta años lucharon por el fútbol en sus pueblos y ciudades. "El paisano tenía que ir a Gijón a hacer los trámites, con lo que ello suponía en aquella época; ellos son los verdaderos meritorios del fútbol asturiano porque aquello era un acto heroico". expresó.

También comentó el estudio que realizó la federación y que enviaron a los estamentos políticos autonómicos y nacionales sobre el impacto social y económico del fútbol. Como dato, una media de 6 millones de entrenamientos al año en España. "Los clubes españoles ganaron casi 1.020 millones de euros, de los que 90 millones de euros son impuestos para el Estado", resumió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine